Saltar al contenido

¿Cual es mejor, Beat o DiDi? – Descubre las diferencias

4 febrero 2020
BEAT o DIDI

En los últimos años el servicio de transporte ha sufrido grandes cambios en todo el mundo con la aparición en el mercado de aplicaciones para móviles, tales como Uber, InDriver, Fory, Cabify,  Smart Taxi, Beat y DiDi; estas aplicaciones están siendo muy utilizadas por entusiastas del servicio del transporte particular; y poco a poco han logrado desplazar a las antiguas agrupaciones gremiales de taxistas.

Con tantas opciones, resulta inevitable preguntarse ¿cuál aplicación podría ser la mejor opción?, la aplicación de Uber es la más conocida por tener más tiempo en el mercado, sin embargo ha comenzado a decaer debido al aumento de sus tarifas; lo que le ha dado a las otras a aplicaciones la oportunidad de destacar, como han sido los casos de Beat y DiDi.

BEAT o DIDI

Las mejores ventajas que te ofrece Beat

La interfaz de estas aplicaciones son similares entre sí, quien ha usado Uber alguna vez sabrá utilizar la aplicación de Beat; sin embargo Beat tiene un pequeño punto a su favor, ya que cuando un conductor recibe la petición de un cliente, éste puede ver de antemano la ruta completa en el mapa con el punto de destino ya marcado.

Con esto el conductor puede evaluar previamente el viaje y decidir si le conviene o no tomar la petición según la ruta que muestra la aplicación; otro aspecto de la aplicación muy útil para el conductor, es la posibilidad elegir hasta 3 destinos (por día); ya que el conductor podrá seleccionar los viajes más cercanos a su hogar cuando esté culminando su jornada laboral.

Beat también les ofrece a los clientes que usan la aplicación la posibilidad de programar varios destinos en el mismo viaje, cosa muy útil para las personas que necesitan hacer varias actividades en diferentes lugares sin tener que localizar a otro conductor; la aplicación Beat también permite cambiar el destino final del viaje en caso de un error o una emergencia.

Pero la mejor ventaja de Beat se refleja en el precio del viaje bajo ciertas condiciones; ya que la aplicación establece desde el principio un precio que no varía, sin importar la cantidad de tráfico que pueda haber; una ventaja que explica el gran crecimiento de Beat en Latinoamérica y de los 15 millones de registrados que tiene la aplicación a nivel mundial.

BEAT o DIDI

¿Cuáles son las ventajas de la aplicación DiDi?

La aplicación Didi ha estado trabajando en ciertos aspectos relacionados con la seguridad; ya que esta compañía china comprende que la confianza es un factor determinante en el uso de la aplicación; en base a esa premisa pusieron en funcionamiento una tecnología que permite identificar al conductor por medio de una tecnología de reconocimiento facial.

Con esta tecnología la aplicación Didi les ofrece a los clientes un 80% de precisión, y así garantizar la identidad del conductor, evitando que la persona registrada como conductor sea suplantada ilegalmente por otra ajena; si la aplicación detecta un rostro ajeno a la foto registrada en la base de datos, la aplicación se bloquea.

Pero sin duda la mejor ventaja de Didi son sus incentivos económicos, ya que tiene las tarifas de sus viajes son 25% menos para los clientes (con el uso de cupones) y cobra un 10% menos a sus conductores; mientras que Beat cobra un 20% a sus conductores, y aplicaciones como Uber y Cabify cobran un 25%.

La pelea entre estas aplicaciones es bastante pareja y para poder obtener una porción del mercado que una vez fue dominado por Uber, Didi ha optado por ofrecer precios más baratos y competitivos, a través de cupones de descuento que seducen tanto a los clientes como a los conductores de las demás aplicaciones y así ganar terreno en el mercado.

Por lo tanto, podemos concluir que ambas aplicaciones (Beat y Didi) tienen sus ventajas, hay análisis que pueden avalar las bondades de cada uno, ya que ambas aplicaciones son un buen servicio de transporte; Beat es ideal para días de mucho tránsito y congestionamiento; por otro lado Didi es perfecta para los viajes cotidianos y frecuentes; pero al final la última palabra la tienes tú.