Saltar al contenido

Cómo poner o agregar una marca de agua en el fondo de un correo de Outlook

19 agosto 2020

La comunicación siempre ha sido un factor importante a la hora de establecer relaciones sociales, laborales o académicas. La necesidad de comunicarte con personas que se encuentran a kilómetros de ti ha existido desde siempre.

Es por ello que la humanidad ha sido constante a la hora de ingeniar métodos, maneras, canales y formas de hacer llegar, al menos, un cálido saludo a la otra persona.

Gracias al nacimiento y desarrollo de la era digital, estas labores comunicativas son más fáciles de llevar a cabo, principalmente, gracias al internet. Desde cualquier ordenador o dispositivo móvil, cuentas con la posibilidad de acceder a cualquier servicio de comunicación para hacer llegar casi cualquier tipo de información.

El uso del correo electrónico

Si hay una vía de comunicación que ha logrado destacar y mantenerse a lo largo de tantos años, han sido los clientes de correos electrónicos.

Si bien en la actualidad no están cercanos a su pico de uso más alto, sigue siendo una de las vías preferidas por instituciones, empresas y cualquier otro tipo de organización para hacer llegar información de interés a cualquier cantidad de personas.

El desuso del correo electrónico puede deberse, esencialmente, a la informalidad que caracteriza la manera de enviar comunicados en la actualidad.

Ya no se necesitan complejos y elegantes formatos de un correo electrónico si puedes hacer todo de manera mucho más directa y peculiar a través de una aplicación de mensajería instantánea.

Mucho más de lo que puedes imaginar

correo-electronico-mas-de-lo-que-puedes-imaginar

Sin embargo, más allá de lo sumamente útil que puede ser contar con aplicaciones de mensajería instantánea, llegará el momento en que necesites aprender a manejar la interfaz de un servicio de correo electrónico.

Puede que, en un principio, no te llame poderosamente la atención, pero una vez que conozcas toda la potencialidad que esconden las funciones y herramientas de los diferentes clientes de correos electrónicos, ten la seguridad de que no pararás de utilizar este medio para hacer llegar cualquier tipo de información y archivos a tus familiares y amigos.

Imposible no hablar de Outlook

Uno de los servicios de correos electrónicos más populares era Hotmail, el cual, se dice que contaba con más de 320 millones de usuarios en todo el mundo, colocándose por años como el más utilizado.

Pero todo tiene su tiempo y en lo que a este tipo de servicios se refiere, las renovaciones son constantes y totalmente necesarias. Entre mediados del año 2012 y principios del año 2013, Microsoft decidió que era hora de realizar cambios importantes, y entre esos cambios, surgió Outlook.

Importantes cambios

Aunque puedas pensar que se trata de otro simple servicio de correo, Microsoft convirtió a Outlook en una alternativa mucho más completa que Hotmail.

No solo por las herramientas implementadas para la estructuración de elegantes y profesionales mensajes de correo electrónico, sino también por sus características de integración a otras plataformas como redes sociales y nubes de almacenamiento.

La marca de agua

marca-de-agua-correo-electronico

Dentro de la larga lista de herramientas que puedes encontrar en Outlook, seguramente sabrás apreciar una que goza de cierta popularidad: la marca de agua. Así como puede ser súper importante para la redacción de documentos, puede ser un elemento, inclusive, gracioso al momento de redactar un correo electrónico.

¿Cómo agregarla?

Independientemente de si se trata de un elemento que aporta seriedad y estilo o simplemente por diversión, Outlook te ofrece la posibilidad de usar una marca de agua en todos los correos que envíes y aquí cuentas con una serie de sencillas instrucciones para que aprendas a utilizarla.

  • Crea un nuevo correo electrónico.
  • Pulsa sobre la pestaña de “Opciones”.
  • Accede a la categoría “Color de página” para, posteriormente, seleccionar los “Efectos de relleno”.
  • Si se trata de una imagen, puedes pulsar sobre la opción “Imagen” para seleccionarla e añadirla como marca de agua.
  • Haz clic en aceptar y así ingresar el texto que se visualizará sobre la marca de agua.

Una tarea sumamente fácil

Con estas breves instrucciones, ya habrás agregado una marca de agua al correo electrónico que te encuentres redactando, algo que, sin lugar a dudas, llamará poderosamente la atención de todas las personas a las cuales coloques como destinatarios del mensaje.