Saltar al contenido

Cómo definir las metas sociales y objetivos de una empresa – Conócelo aquí

30 diciembre 2020

Si piensas iniciar un negocio, es importante establecer metas y objetivos en la empresa; que la beneficien a ella y sus empleados. Conocer estos conceptos es fundamental; por eso te explicaremos, ¿cómo definir las metas sociales y objetivos de una empresa?.

¿Qué son las metas sociales y qué son los objetivos de una empresa?

Las metas sociales, son los logros que un grupo de personas se propone; ya sea en la parte económica, política o social. Como dichas metas benefician a las personas que forman parte del grupo, se convierte en un objetivo en común.

Las metas sociales guardan mucha relación con el sector económico; ya que todos buscamos crecimiento, estabilidad y seguridad económica. Y las empresas son un factor importante; ya que sus objetivos coinciden en lo mismo.

Los objetivos de una empresa  son el conjunto de pautas o pasos, que se analizan para llegar un resultado específico; ya sea en corto, mediano o largo plazo, utilizando para ello diferentes tipos de planes y estrategias.

Si los objetivos o propósitos principales de la planificación en una empresa, son compatibles con las metas sociales de sus miembros, lograremos una simbiosis que beneficiará ambas partes. Teniendo como resultado, una empresa sólida y productiva.

¿Cuál es la diferencia entre las metas sociales y objetivos de una empresa?

Aunque ambos conceptos se relacionan; la diferencia entre las metas sociales y los objetivos de una empresa radica, en que las primeras son el resultado final que quiere un conjunto de personas, y la segunda son las acciones que toma la empresa para hacerlas realidad.

grupo de empresarios fijando metas y objetivos

Existen 3 tipos de planificaciones u objetivos empresariales: los estratégicos, los tácticos y los operacionales. Pero, ¿qué es la planificación estratégica, táctica y operativa? Para comenzar esta clasificación viene dada según la jerarquía dentro de la compañía.

Los objetivos estratégicos son analizados y planteados por los directivos y gerentes generales de los diferentes departamentos. Son objetivos a largo plazo, que buscan el crecimiento económico de la empresa, y su estabilidad en el mercado.

Los objetivos tácticos son ejecutados por los gerentes de  los diferentes departamentos de la compañía, tomando como base los objetivos estratégicos. Son objetivos de mediano plazo, en los cuales se planifican las acciones que se deben tomar y el cumplimiento de las mismas.

Los objetivos operacionales son ejecutados por los jefes de los departamentos de la empresa. Son objetivos a corto plazo, los cuáles son ejecutados por los trabajadores; que por lo general buscan mejorar la producción, la imagen de la marca o atraer nuevos clientes.

Pasos para definir las metas sociales y objetivos de una empresa

Ahora que ya conocemos bien estos conceptos, necesitamos saber cómo definir las metas sociales y objetivos de nuestra empresa. En el caso de las metas, lo más recomendable es clasificarlas en períodos mensuales, anuales, o para dentro de 5 o 10 años.

ejecutivos de una empresa avanzando en sus metas

Lo importante es fijar metas específicas, que se cumplirán en un período de tiempo definido. En todos los casos, se debe ser persistente hasta poder alcanzar la meta; haciendo un constante seguimiento en cada paso, para cumplirla a tiempo.

Si nos hemos atrasado en el proceso, podemos hacer una revisión de la meta y de ser necesario, alterar la estrategia adoptada. Lo importante, es no perder el ritmo de trabajo y persistir hasta ver esa meta hecha una realidad.

Los objetivos de una empresa deben tener algunas características. Primero ser realistas (posibles de cumplir), además de coherentes (no ser contradictorias unas de otras), medibles (el resultado debe poder calcularse, como por ejemplo incrementar las ventas en un 5%).

Una empresa debe definir sus objetivos generales y auxiliares. Los objetivos generales corresponden a la visión de la misma y sus metas a largo plazo; en cambio los auxiliares son el apoyo de los anteriores y son concretos, porque se miden en cantidades y tiempo específico.

Ahora ya conoces que son las metas sociales y objetivos de la empresa; puedes darte cuenta de la importancia de la planificación estratégica en las empresas, para garantizar su éxito. Esperamos que esta información haya mejorado tu visión, y que la compartas con tus amistades.