Saltar al contenido

¿Cómo diagnosticar problemas de Hardware y Software en mi PC?

23 mayo 2020

La abstracta composición de un computador dificulta determinar cuándo se manifiesta un problema de Hardware o Software, al igual que saber qué es lo que lo ocasiona.

Generalmente se considera que para detectar y solucionar este tipo de situaciones se requiere de un grado de conocimiento en informática. Sin embargo, los ordenadores (sobretodo Windows) poseen un patrón que facilita diagnosticar el tipo de problema que se presenta.

Diferencias entre un problema de Hardware y Software

diferencia-hardware-software

Dado que debes saber diferenciar cada una, es necesario definir aspectos, pues dependiendo sus funciones surgirán las tendencias a ciertos tipos de problemas.

¿Qué es el software?

Considerado como un controlador, el software es quien se encarga de formar parte de todas las aplicaciones que contiene el ordenador.

Esto incluye el sistema operativo, por lo que muchos componentes físicos que constituyen el hardware se deben directamente a las órdenes que sean realizadas por él.

¿Qué es el hardware?

Como fue mencionado en el punto anterior, esta sección es la que compone el equipo y los componentes del computador. A pesar que su función es primordial para que el computador se ejecute de manera óptima, se encuentra suscrito a las órdenes que sean demandadas por los programas que constituyen el sistema operativo, y las tareas ejecutadas por el usuario.

Tomando en cuenta esto, conocer el origen del problema de hardware o software que necesita diagnosticarse, es lo que puede ayudar a solucionarlo de forma rápida y eficiente.

¿Cuáles herramientas ofrece Windows para diagnosticar un problema de Hardware o Software?

diagnosticar-problema-hardware-software

Ya sea que el ordenador corre a una velocidad muy baja o el sistema se encarga de anunciar un problema a través de medidas drásticas, Windows está preparado para detectar y solucionar cada uno de estos aspectos.

Diagnosticar la memoria RAM del equipo

Puede ocurrir que mientras estés utilizando el ordenador la carga de los archivos tarde demasiado, dejen de responder los programas o colapsen de la nada.

Cada una de estas posibles situaciones se debe a la memoria RAM, un complemento de característica hardware que puede ser diagnosticado a través de una herramienta del SO. Aunque se encuentre oculta a simple vista, es conocida como Diagnóstico de memoria de Windows, la cual se encarga de buscar posibles problemas dentro de ella.

Para empezar, debes cerrar todos los programas que estés utilizando en el computador, de manera que al ejecutarse no presente ningún fallo. En el buscador que se encuentra dentro del menú de inicio, inserta el nombre de la herramienta y haz clic sobre ella cuando aparezca.

En la pantalla se desplegará una pequeña ventana que te dará la opción de “Reiniciar ahora y comprobar si existen problemas”, la cual deberás seleccionar.

A continuación, el equipo se reiniciará y el diagnóstico tomará máximo media hora en realizarse, arrojando los resultados una vez que termine de iniciar Windows. Sea el caso de que muestre un problema, estará acompañado de instrucciones para solucionarlo.

Análisis integral del ordenador

Debido a que el aspecto anterior se enfoca únicamente en un objeto en específico, Windows también ha creado un programa que analiza de manera universal el ordenador.

A través de esto podrás evaluar si existen otros problemas de hardware o software en tu equipo, aunque deberás tener un poco de conocimiento sobre tecnología para interpretar correctamente los resultados.

Igual que en el método anterior, ingresa en el buscador de “Inicio” el programa denominado “Usar herramientas para mejorar el rendimiento”.

Una vez hayas abierto la ventana, del lado izquierdo encontrarás la opción de “Herramientas avanzadas”. Allí harás clic sobre la opción de “Generar un informe de mantenimiento del sistema”.

El tiempo de espera es muy mínimo, y este resultado se encarga de mostrar cada uno de los errores que posee el sistema.

Cada problema estará acompañado de un signo de suma para otorgarte mayor detalle, al igual que una serie de recomendaciones para solucionarlo fácilmente.

Finalmente, conseguirás haber diagnosticado los distintos tipos de problemas de Hardware o Software que pueda presentar tu ordenador.