Saltar al contenido

Cómo saber si una página web online es segura para comprar – Tips paso a paso

11 mayo 2020

¿Deseas hacer una compra online pero dudas de que el website sea seguro? Mira cómo saber si una página web online es segura para comprar y hazlo con total confianza.

Las compras online son cada vez más populares pues permiten realizar compras de casi cualquier producto desde la comodidad de tu hogar y recibirlas en la puerta de tu casa.

Para empezar, una tienda online o tienda virtual es una forma de comercio que se realiza a través de un sitio web o una aplicación informática conectada a internet.

En estas tiendas online podemos observar imágenes de los productos ofrecidos, leer sus especificaciones y, si lo deseamos, obtenerlos mediante tarjeta de crédito, PayPal, bitcoin, transferencia bancaria, entre otros.

Sin embargo, aunque hasta ahora todo suene muy llamativo, lo cierto es que, mientras más crece este tipo de comercio, aumentan también las tiendas online que buscan estafar a clientes.

Resulta conveniente entonces, especialmente ahora, que estemos muy atentos a las señales que pueden indicar que una página de compras online no es segura, y así no perder nuestro dinero. 

A continuación, te señalaremos algunos tips que puedes tomar en cuenta antes de realizar una compra en cualquier tienda online para que esta sea exitosa y segura.

Use una red WIFI segura


Las redes WIFI disponibles en sitios públicos de forma gratuita no son seguras, no sabemos quién las maneja y detrás pueden esconderse delincuentes cibernéticos que buscan robar información privada. 

Debido a esto, lo más recomendable es que hagas tus compras online solo cuando estés conectado a una red WIFI privada, pues necesitaras introducir datos de pago y tu dirección.

Verifique la página web


Existen características dentro de una página web que puedes observar para saber si esta es, o no, una página confiable para realizar tus compras, se muy observador antes de comprar.

Para empezar, comprueba que la URL de la página inicie con un “https” y no con un “http”, la letra “s” significa que estas en una página web segura.

Adicional a esto, observa si en la barra de direcciones del navegador, justo al lado del “https” aparece un candado, esto te garantiza que estás en una página web segura.

Busca información sobre la tienda online donde deseas comprar, mira que reputación tiene y que opinan sobre ella quienes han comprado recientemente, así evitarás estafas y robo de identidad.

Si recibiste un anuncio publicitario en tu correo o en tus redes y te parece tentador, desconfía; estos enlaces pueden llevarte a una página fraudulenta que busque robar datos bancarios.

Si deseas ingresar a la página del anuncio, lo más recomendable es que, en la barra de direcciones de tu navegador escribas directamente la dirección web, así estarás más protegido.

Si la página es nueva o no tienes referencias sobre ella, verifica que exista un número de contacto o correo electrónico donde puedas llamar o escribir un mensaje.

Conocer quién está detrás de ese sitio web es muy importante, así que, si no obtienes una respuesta satisfactoria al contactarlos, lo mejor es buscar otra tienda online más segura.

Asegúrate de que la tienda online en donde deseas hacer tu compra permita consultar sus políticas de privacidad y lee con detenimiento la cláusula de devoluciones para evitar actos fraudulentos.

Sea cauteloso

Si recibe alguna oferta poco realista, compare los precios con los de otras tiendas reconocidas y con buena reputación, si la diferencia de precios es abismal puede ser un engaño.

Por otra parte si la tienda online afirma que las rebajas en sus productos se deben a promociones especiales como “Black Friday”, compruebe que, en efecto, haya temporadas de descuento.

Además, no descuides nunca tu información personal ni datos bancarios, ni suministre más información de la estrictamente necesaria, ser incauto en estos aspectos puede ser peligroso.

Así mismo, a la hora de crear una contraseña para tus cuentas de internet y para tus tarjetas, asegúrate de usar al menos 6 caracteres, utilizando mayúsculas, letras y números.

Para terminar, revisa con frecuencia los movimientos de tus tarjetas y cuentas bancarias, de esta manera podrás detectar si hay algún fraude y reportarlo de inmediato al banco.