Saltar al contenido

Cómo obtener permisos para modificar las claves del registro de Windows

29 junio 2020

Cada software tiene montones de líneas en su propio código, cada una de las mismas representando el esqueleto, la misma estructura del software o programa. A menudo, con estos programas se pueden de ver ciento, si no miles de líneas en su código, y hacen que el funcionamiento del programa sea el correcto.

Al ser la estructura misma de un programa, cada línea tiene que ser hecha a la perfección y cada desarrollador termina protegiendo celosamente cada una de estas líneas para que no puedan ser modificadas fácilmente por varias razones.

Asimismo, estas líneas a veces son protegidas por motivos de piratería, seguridad e incluso derechos de autor, como es el caso de Windows. Cada línea de registro, o el código de Windows, están totalmente escondidas y protegidas de todo usuario.

A menudo, podemos encontrar que muchas carpetas de Windows están protegidas para que solo el sistema pueda acceder a las mismas, y no el usuario. Esto se debe a que a menudo hay carpetas que son de suma importancia para el correcto funcionamiento de Windows, dado que algunas se tratan de claves de registro, siendo estas carpetas que tienen el acceso a diferentes bases de datos sobre los archivos y funciones que hay en el sistema.

Por lo general no se recomienda que una persona acceda a una clave de registro, ya que como tal, el sistema está hecho de tal manera que Windows se haga cargo de cada pequeño detalle de la programación del software. Pero, en caso tal de que alguna vez necesites acceder a las claves de registro en tu sistema Windows, siempre puedes hacerlo siguiendo el siguiente tutorial.

Solo toma las medidas preventivas necesarias antes de trabajar, y tómate tu tiempo con cada paso, con la finalidad que no tengas ningún tipo de problema a la hora de tocar estos archivos.

¿Por qué deberías de acceder a las claves de registro de Windows?

Como dijimos con anterioridad, las claves de registro están diseñadas para que el usuario no pueda acceder a ellas. Esto se debe a que las claves de registro se encargan del correcto funcionamiento de varios procesos de Windows, entre los que yacen las funciones de varias aplicaciones, controladores de distintos dispositivos y hasta la manera en cómo funciona la interfaz de usuario.

Por esto mismo, debes de ser precavido con las carpetas de claves de registro. Pero, para muchos es deseable acceder a las mismas debido a que si se modifican se pueden realizar ciertas acciones que convencionalmente no se pueden hacer en Windows o que el sistema no hace por sí solas.

Accediendo a las claves de registro

Como hemos dicho antes, las claves de registro son archivos sensibles, por lo que recomendamos que antes de que empieces con este tutorial realices un punto de restauración de tu sistema a través de las herramientas de Windows, porque si algo sale mal puedes volver a ese punto que has creado, ahora, para acceder a las claves de registro tienes que hacer lo siguiente:

  • Primero, dirígete hasta el registro del sistema, y luego navega hasta la clave que tienes deseos de modificar
  • Ahora, sobre la misma clave, haz un clic derecho sobre la misma, y luego haz clic en “Permisos”, lo cual te llevará a otra ventana
  • En esta ventana, ingresa en “Opciones avanzadas”, y acto seguido ve a la opción en donde te indica que puedes cambiar los propietarios
  • Ahora, en esta ventana que se va a abrir, deberás de específicas el nombre de tu usuario dentro del sistema de Windows y luego haz clic en la parte de “comprobar nombres y Aceptar”
  • Como ahora estamos de vuelta en la ventana de configuración, solo ve a los Permisos de Administradores y haz clic en las casillas que te permites Leer y Control total, para luego solo aceptar y guardar los cambios.