Saltar al contenido

¿Cuál es la diferencia entre una ‘corporación tipo S’ y una ‘corporación tipo C’?

5 enero 2021

Te preguntas ¿Cuál es la diferencia entre una ‘corporación tipo S’ y una ‘corporación tipo C’? uno de los tantos tipos de sistemas económicos y empresariales del mundo actual, entonces lee atentamente nuestra guía.

Corporación C

Las corporaciones tipo C son las más comunes en los Estados Unidos, en la mayoría de casos este sistema se enfoca principalmente en algunos puntos claves. En primer lugar, los dueños de los negocios establecerán un sistema legal “Separado”, en el que se les da responsabilidades a varias personas.

Esto tiene como principal propósito proteger los bienes de los dueños ante cualquier inconveniente legal que pueda surgir en el futuro.

  • Accionistas: los accionistas son personas naturales que poseen acciones en alguna empresa en particular. Podría decirse que son un socio que proporciona capital y aquellas personas que más acciones poseen en una empresa pueden tomar decisiones con relación a la misma, claramente son individuos que conocen las ventajas y desventajas de invertir en las acciones de una empresa.
  • Directores: existen diversos tipos de directores en las empresas, de cualquier modo, cada uno de ellos se encarga de tomar decisiones con relación a los rumbos que la compañía tomará. En Estados Unidos es común que existan directores para diversas ramas de la compañía, pero para comprender completamente la labor de cada quién es necesario conocer las diferencias que hay entre un ‘director ejecutivo (CEO)’ y un ‘presidente de la junta y como estas labores se establecen.
  • Oficiales: los oficiales muchas veces pertenecen a la junta directiva de una empresa y son contratados por los dueños de los negocios para que cumplan con diversas tareas de índole administrativa.

diferencia tipo s tipo c corporacion

Existencia permanente

Una de las ventajas más interesantes de las corporaciones tipos es que cuentan con un sistema de permanencia que incluso se extiende luego del fallecimiento del dueño de la empresa. Esto significa que la compañía puede seguir en funcionamiento luego de perder a quien la fundó.

Credibilidad

El hecho de que sea el tipo de empresa más común en Estados Unidos, también se relaciona a la credibilidad. Una empresa que funciona bajo el modelo de corporación tipo C, suele tener mayor credibilidad entre inversionistas y el público general.

Capacidad de crecimiento ilimitado

Otra característica significativa de este tipo de empresa es que su capacidad de crecimiento es ilimitada. En otras palabras, si se lleva una buena gestión no existen límites en cuanto a las ganancias que puede producir una compañía de tipo C.

Corporación S

como cualquier otra corporación, las corporaciones S tienen similitudes con las corporaciones C. En cualquier caso, la corporación S se caracteriza por incluir “Protección de responsabilidad limitada”, es decir se basa en el sistema LLC, esto trae ventajas significativas al momento de pagar los impuestos propios de las empresas.

De cualquier modo, establecer una corporación de tipo S comprende muchas cosas y hay que conocer la importancia de la información contable para tomar decisiones, entre otros factores. Aun así, a continuación, te daremos a conocer algunos de los aspectos básicos.

Pago de tarifa plana

Establecer una corporación del tipo S requerirá el pago de una tarifa plana que usualmente rondan los $150. Esto a su vez se suma con cierto papeleo que dependerá específicamente del Estado o región de la nación en la que se encuentre.

corporacion tipo s tipo c

Agente de registro

Será necesario utilizar los servicios de un agente de registro, quien se encargará de proporcionar una dirección legal. Esto se hace con el propósito de preparar a la empresa ante cualquier asunto legal. Dicha dirección proporcionará servicio de atención durante las horas laborales.

Diferencias entre ‘corporación tipo S’ y ‘corporación tipo C’

La principal diferencia que encontramos entre las corporaciones de tipo S y las corporaciones de tipo C, es que las corporaciones de tipo S suelen tener mayores beneficios en cuanto a los impuestos.

Esto se debe a que los impuestos pasan directamente a los retornos de los accionistas. Esto significa que los accionistas deben pagar impuestos de manera mensual, en cualquier caso, los accionistas recibirán dividendos. Aun así, en las corporaciones de tipo S, usualmente el primer año los accionistas cuentan con algunas responsabilidades legales de los empleados.