Saltar al contenido

¿Cómo configurar y mejorar la seguridad de conexión de un router WiFi ? – Muy fácil

12 mayo 2020

Las redes de conexión inalámbrica han sido una herramienta sumamente útil en cualquier aspecto, al brindar comodidad de conectividad a través de cualquier dispositivo, bien sea un computador de mesa, laptop, teléfonos inteligentes, tablets, o consolas de videojuegos.

Para poder disfrutar de este maravilloso resultado de los avances de la tecnología, resulta imprescindible poder contar con un router. Estos dispositivos distribuyen la señal WiFi a lo largo y ancho de tu hogar u oficina.

Conexiones lentas

Sin embargo, mantener tu red abierta puede generar ciertos problemas. Una gran cantidad de dispositivos conectados a una misma red, podría tener como consecuencia que el rendimiento del mismo se vea muy perjudicado.

Es por ello que resulta importante familiarizarse con este tipo de equipos, para conocer cómo mejorar su seguridad y evitar este tipo de congestión de dispositivos que puedan hacer que el servicio de internet sea mucho más lento.

La configuración del Router

Uno de los primeros pasos que debes realizar en aras de optimizar la seguridad de tu router WiFi, radica en familiarizarte con la forma en que inicias sesión a su panel de configuración.

Para poder acceder a dicho panel o interfaz, es necesario identificar la dirección IP. La gran mayoría de estos equipos, independientemente de marcas y modelos, suelen coincidir con las siguientes direcciones: «192.168.0.1» o «192.168.1.1«.

Usuario y contraseña del Router

Una vez que ingreses la dirección IP (incluso, podrías visualizarla en la base de tu router), el sistema debiera solicitarte el ingreso de un nombre de usuario y una contraseña. Por defecto, la palabra «admin» se aplica para ambos campos, así que es recomendable indagar en el menú de configuración del router para cambiarlo.

Por lo general, este tipo de opciones se encuentra en la sección de contraseñas. Cambia el nombre del usuario y, por supuesto el de la contraseña que permite ingresar a la interfaz web del router.

Sistema de seguridad

Otro punto de vital importancia está relacionado al tipo de conexión y contraseña. Una vez más, no es recomendable que la red esté libre. Ya que puede conectarse una gran cantidad de personas sin ninguna autorización, provocando que tu internet se vuelva terriblemente lento.

Dentro de las opciones de seguridad que puede ofrecer cualquier router para protegerte de invasores de WiFi, es la utilización del sistema «WPA2-PSK«, el cual permite el establecimiento de contraseñas hasta de 63 dígitos. Entre más extensa sea la contraseña, menos posibilidades habrá de que alguien pueda conectarse.

También puedes consultar en la web, diferentes páginas que se encargan de formular contraseñas aleatorias, las cuales pueden resultar verdaderamente difíciles de descifrar. Eso sí, no olvides anotarlas.

Ocultar tu red de los cazadores

Las personas que cazan WiFi siempre estarán al acecho, listos para preguntarte por la clave. Una de las cosas que puede delatarte es el nombre de tu red, el cual, probablemente hayas cambiado y puesto tu nombre o los apellidos de tu familia.

Por defecto, el nombre de la red hace referencia al modelo, marca y fabricante del equipo, lo cual hace que sea más evidente que te pertenece. Pero… puedes ocultarlo.

A través de la interfaz de configuración del router, puedes hacer que el SSID de tu equipo no aparezca como red disponible en otros dispositivos, pasando totalmente inadvertido.

Utiliza los filtros de seguridad

Otra herramienta bastante útil para optimizar la seguridad de tu router WiFi, es la aplicación de filtros de inclusión o exclusión de dispositivos. En este sentido:

  • Podrías señalar qué dispositivos están autorizados para conectarse a la red inalámbrica. Para ello, necesitarás la dirección MAC de cada uno de esos dispositivos. Tu red puede estar libre, pero si un dispositivo no autorizado intenta conectarse a la red, simplemente no podrá.
  • De igual manera, puedes aplicar exclusiones, revisando la lista de dispositivos conectados a la red inalámbrica y deshabilitándolos. Aquí también necesitarás tener conocimiento de la dirección MAC del dispositivo a excluir.

Mantén tu red protegida de intrusos

No esperes mucho más para explorar la interfaz de configuración de tu router y optimizar la seguridad de tu red WiFi, de modo que puedas evitar conexiones lentas ante una congestión de dispositivos conectados.