Saltar al contenido

C贸mo cambiar el propietario de un archivo o carpeta en Google Drive

14 junio 2020

¿Utilizas Google Drive para compartir información escolar, de trabajo o con amigos? Aprende cómo cambiar el propietario de un archivo o carpeta en Google Drive.

El servicio de almacenamiento en la nube ha cobrado más popularidad a medida que pasa el tiempo, ya que ofrece espacio para guardar archivos y datos sin necesidad de que ocupe espacio físico.

En el año 2012 la empresa estadounidense Google lanzó al mercado su servicio de alojamiento de archivo y lo denominó Drive. Para acceder a este servicio el usuario debe poseer una cuenta Google, con la que gestionará los archivos que desea alojar en la nube.

Ofrece 15 GB de almacenamiento gratis; este espacio de almacenamiento puede ampliarse tanto como quiera el usuario, seleccionando alguno de los planes mensuales disponibles.

Para acceder a tu cuenta puedes hacerlo directamente desde la web o descargando la aplicación para ordenadores. También dispone de una aplicación móvil para la mayoría de los sistemas operativos.

De manera que puedes almacenar, acceder e incluso editar los datos y archivos que tengas guardados sin importar dónde te encuentres.

Además, Google Drive ofrece un alto nivel de seguridad. Para mantener la privacidad de tu información puedes optar por recibir una notificación cada vez que se acceda a ella.

Archivos que puedes almacenar el Google Drive

Los servicios de Google Drive permiten que almacenes en la nube archivos previamente creados en ordenadores o teléfonos, como documentos o imágenes.

También puedes hacer respaldo de tu galería de fotos y videos. Así como la creación y almacenamiento de archivos nativos de Google, tales como:

  • Documentos de Google
  • Hojas de cálculo de Google
  • Presentaciones de Google
  • Formularios de Google
  • Dibujos de Google
  • Google My Maps
  • Carpetas

Tipos de permisos en Google Drive

Según el tipo de usuario de un archivo Google Drive, este tendrá acceso a determinados permisos que le permitirá ejecutar algunas acciones.

Un usuario propietario es quien ha creado el archivo o carpeta en la plataforma Drive y por lo tanto tiene los permisos para editar y modificar a su gusto, cambiar el nombre asignado o el contenido, e incluso eliminarlo.

También le es permitido determinar su preferencia de privacidad para la visualización del contenido por parte de otros usuarios. Y tiene la potestad de transferir la propiedad a otro usuario de la plataforma.

Por otro lado, los usuarios editores tienen los permisos concedidos por el propietario para modificar el contenido de los archivos o dar permiso de editor a otros usuarios Drive.

Por último, los usuarios espectadores solo pueden visualizar el contenido de los archivos y no poseen permisos para hacer modificaciones o comentarios en estos.

¿Cómo cambiar el propietario de un archivo o carpeta en Google Drive?

Para comenzar debes acceder a tu cuenta Google Drive ya sea desde la web o desde la aplicación instalada en tu dispositivo personal.

Si tienes tu cuenta Google iniciada en tu navegador Chrome solo debes presionar el icono con nueve puntos que está al lado de tu foto de perfil y seleccionar Drive.

Una vez que estés en la pantalla de inicio de tu cuenta debes seleccionar el archivo que deseas transferir a otra persona y selecciona la opción compartir. También puedes hacerlo presionando el icono de añadir usuario.

Ahora debes introducir la dirección de correo electrónico de la persona que pasará a ser el propietario del archivo y presionando el icono de lápiz concédele los permisos de edición y presiona el botón enviar para finalizar.

Ahora este usuario puede ver y editar el archivo que has seleccionado. Vuele a seleccionar el archivo para iniciar el proceso de cambio de propietario.

Selecciona la opción Compartir y en la ventana emergente presiona la opción Avanzada a la derecha de la parte inferior.

Vuelve a seleccionar el contacto anterior y presiona el botón de lápiz que está a un lado. Selecciona la opción Es propietario y presiona el botón Guardar cambios.

Debes tener en cuenta que si seleccionas una carpeta seguirás siendo propietario de los archivos contenidos en ella, por lo que debes seleccionarlos uno a uno.

Una vez que hayas transferido la propiedad de un archivo no podrás hacer modificaciones en este hasta que el nuevo propietario te asigne los permisos requeridos para ello.