Saltar al contenido

Cómo saber si tengo una dirección IP dinámica o estática en Windows

28 julio 2020

La manera en que funciona el internet es una auténtica maravilla, y quienes intentan entender todos y cada uno de los componentes que se crean, forman y establecen en cualquier dispositivo, se adentran a algo muy interesante.

Si eres de ese tipo de curiosos, estás leyendo el artículo correcto, puesto que aquí conocerás los elementos que se encuentran en tu dispositivo cada vez que te conectas a una red doméstica, de trabajo o en la universidad.

El tema de las IPs

tema-de-ips

Seguramente ya habrás escuchado hablar sobre la IP con anterioridad, pero… ¿qué tanto se sabe de ellas? Un sistema o dispositivo que provee internet a tu ordenador de mesa, a la portátil, a las tablets y a los teléfonos inteligentes que hay en tu hogar, necesita tener información relacionada con cada uno de estos equipos.

¿Para qué? Además de ser información de importancia para dispositivos encargados de proveer de conexión a internet a toda esta variedad de equipos, puede ser muy útil para ti al momento de implementar algunas medidas de seguridad, como por ejemplo, filtrar las conexiones.

Sin embargo, ese es otro tema… el punto está en que la IP es un conjunto de datos de importancia para el correcto funcionamiento de la conexión a la red establecida con otros dispositivos y que son de vital ayuda para su identificación.

Los tipos de IP

En este sentido, es importante destacar que existen diferentes tipos de IP, las cuales, seguramente, la mayoría de las personas desconocen. Es por ello que, tal y como se dijo en un principio… es un mundo mucho más extenso e interesante de lo que cualquiera podría imaginar.

  • Por un lado, te encuentras con la IP pública, la cual pertenece a todos y cada uno de los dispositivos conectados a una red.
  • Por el otro, está la IP privada, la cual, a diferencia de la primera, es asignada por dispositivo encargado de distribuir la señal (un router, por ejemplo) en el momento justo en que se establece la conexión.

Pregunta rápida: ¿crees que solo existen estos dos tipos de IP? Si la respuesta es no, estás en lo cierto, ya que, de estos dos tipos de IP surgen dos clasificaciones más de estos elementos, los cuales se conocen como:

  • IP estática: tiene un carácter permanente en cuanto a su identificación al momento de ser conectado a un router (por citar un ejemplo).
  • IP dinámica: la identificación del dispositivo puede variar en la medida en que se conecte y desconecte a la red.

¿Qué tipo de IP tengo?

que-tipo-ip-tengo

Ante toda esta información, es probable que la curiosidad haya despertado y tengas interés en saber el tipo de IP con el que cuenta tu ordenador. Para tu fortuna, averiguarlo es una tarea sumamente sencilla, tan solo debes seguir estas instrucciones:

  1. Ingresa a la configuración de tu ordenador.
  2. Haz clic sobre el apartado de “Red e internet”.
  3. Selecciona la opción que corresponda a tu tipo de conexión (WiFi o Ethernet).
  4. Pulsa sobre “Cambiar opciones del adaptador”.
  5. Se abrirá una ventana en la que deberás seleccionar nuevamente el tipo de conexión establecido en tu ordenador y hacer clic derecho para luego pulsar sobre la opción “Propiedades”.

¡El momento de la verdad!

Una vez que hayas seguido todos estos pasos, al momento en que presiones la opción de “Propiedades” se abrirá una nueva ventana con toda la información que tanto has querido conocer.

En este nuevo cuadro, más específicamente en la pestaña “General”, visualizarás una serie de opciones relacionadas con la dirección IP de tu ordenador. Saber si tu IP es estática o dinámica es muy sencillo: si la opción marcada es la de “Obtener una dirección IP automáticamente”, significa que la dirección de tu ordenador es dinámica.

Por lo tanto, cada vez que tu ordenador (sobre todo si es portátil) se conecta a la red wifi de tu hogar u oficina, el router asignará una dirección distinta.

¿No imaginabas que sería tan fácil?

Como ya has podido ver, mantener una conexión a internet tiene elementos interesantes como estos, y acceder a este tipo de información en Windows es sumamente sencillo, una información que, sin lugar a dudas, nunca estará de más.