¿Cómo resetear tu mando Xbox Series X y Xbox Series S? - Reinicia sin errores

Tras 20 años de desarrollo en el mercado de las consolas de videojuegos, las nuevas Xbox Series X y Xbox Series S se presentan. Se trata de consolas de última generación y atractivo nivel tecnológico. Eso, sin embargo, no elimina la presencia de problemas que puedan complicar su funcionamiento. Por ello mismo, cuando esos problemas llegan a afectar al mando, es necesario que sepas resolverlo.

¿Cómo Resetear tu Mando de Xbox Series X y Xbox Series S? | Reinicia Sin Errores

Índice()
  1. ¿Cuál es el proceso para reiniciar el mando de tu consola correctamente?
    1. Apaga completamente el mando
    2. Apaga la consola y desvincula el control
    3. Enciende tu Xbox y pulsa el botón de emparejamiento
    4. Activa el emparejamiento de tu mando
    5. Verifica que el mando y tu Xbox estén vinculados
  2. ¿Cómo actualizar el mando si continúa fallando después de reiniciarse?
  3. ¿Cómo arreglar un control que se apaga automáticamente y sin razón?
    1. Reemplaza las baterías
    2. Conecta el mando a tu consola con un cable Micro-USB
    3. Desconecta tu consola
  4. ¿Cuáles son las soluciones disponibles para un mando que no enciende?
    1. Verifica que los contactos de las pilas sirvan
    2. Actualización del firmware
    3. Contacta al servicio de atención al cliente de Xbox

¿Cuál es el proceso para reiniciar el mando de tu consola correctamente?

Las complicaciones en la conexión inalámbrica existen, incluso en las innovadoras Xbox Series X y Xbox Series S. Entonces, será mejor que tengas en cuenta el siguiente proceso para reiniciar su mando sin fallo alguno:

mando de xbox series x y s

Apaga completamente el mando

Es y será lo primero que debamos hacer. Tan fácil y simple como es, podría resolver el inconveniente. En el centro del control hay un botón con el ícono X. Basta con presionarlo durante unos seis segundos y listo.

Apaga la consola y desvincula el control

Ahora, para desactivar en su totalidad el vínculo del dispositivo hacia la consola, hay que apagar está misma. Posteriormente, se requerirá una reconfiguración, la cual se hace mediante una PC. Al terminar este paso, puedes estar totalmente seguro de que la desvinculación del mando está hecha.

Enciende tu Xbox y pulsa el botón de emparejamiento

Lo siguiente que toca es encender la Xbox y presionar el botón de emparejamiento, ubicado en la parte frontal. Apretado un par de segundos, el sistema estará buscando el enlace con el mando activo.

Activa el emparejamiento de tu mando

Casi lo mismo que la acción anterior, solo que esta vez en el control. El botón de emparejamiento lo hallas en la parte superior. De nuevo, lo presionas por al menos dos segundos para iniciar la sincronización. En el proceso, el logo de la Xbox Series X/S estará titilando en ambos equipos. El restablecimiento de la conexión estará hecho en pocos segundos.

Verifica que el mando y tu Xbox estén vinculados

Si has seguido hasta aquí todo el proceso al pie de la letra, ya no debería haber alguna falla. Bastaría con ver si la luz del mando dejó de parpadear y si todos sus componentes responden. Si esto no es así, lo más recomendable es repetir todo el proceso desde el inicio para verificar.

Esto te permitirá poder sincronizar mejor tu mando y de esta forma poder disfrutar de una mejor experiencia, ya que podrás abrir tus juegos más rápidamente sin tener que esperar por el mando.

mando de xbox negro

¿Cómo actualizar el mando si continúa fallando después de reiniciarse?

Una de las razones de los fallos es un firmware desactualizado. Actualizar los componentes de los controles de Xbox Series es tan fácil como conectarlos a la consola mediante el puerto USB. La actualización se hará en segundo plano, pero debes procurar no desenchufarlos mientras se instala.

¿Cómo arreglar un control que se apaga automáticamente y sin razón?

Uno de los inconvenientes más comunes es la tendencia a que el mando se apague en medio de una partida. Puede deberse a varias razones, pero todas tienen su solución a probar.

Reemplaza las baterías

El uso prolongado de las baterías, como es de esperar, lleva a la necesidad de reemplazarlas eventualmente. Unas nuevas pilas pueden bastar para arreglar la molestia.

Conecta el mando a tu consola con un cable Micro-USB

Cuando el problema persiste aún con baterías nuevas, lo mejor es probar con un cable Micro-USB. Conecta el control a tu Xbox Series con el cable y verifica su funcionamiento. Si todo va bien, puede significar que la falla está en la conexión inalámbrica del mando.

Desconecta tu consola

En ciertos casos, el inconveniente puede radicar en la consola misma. Para comprobar si es así, apaga el equipo completamente y procede a desconectarlo. Cuando lo hagas, puedes encenderlo de nuevo, ejecutar la sincronización y observar si todo está funcionando a la normalidad. Cabe destacar que esta falla no puede ser confundida con el error 0x87E10BC6 de Xbox Series X al ejecutar un juego.

consolas de xbox serie x y s

¿Cuáles son las soluciones disponibles para un mando que no enciende?

Cuando cuentas en tu Xbox con un dispositivo que no responde en lo absoluto, hay que considerar algunas de las siguientes soluciones:

Verifica que los contactos de las pilas sirvan

Un contacto desgastado u oxidado puede afectar la conexión de las baterías. Una situación muy común también es que están mal posicionadas, por lo que acomodarlas puede ser suficiente para tener tu mando listo.

Actualización del firmware

Como ya se había mencionado, las actualizaciones se ejecutan mediante la conexión de un cable USB. Suele ocurrir que la actualización en segundo plano puede ser interrumpida por diversos casos, generando serios obstáculos a la calidad del mando. De cualquier manera, es bueno verificar si el firmware está al día accediendo a las opciones de configuración en el sistema. Puede que en el proceso te soliciten que actives el modo desarrollador en tu Xbox para realizar determinadas acciones.

Contacta al servicio de atención al cliente de Xbox

En caso de que aún presentes molestias con él después de haber ejecutado los procedimientos aquí descritos, puedes contactar al soporte de Xbox. Los técnicos atenderán tu reporte y buscarán una vía factible para arreglar el problema de tu mando.

Subir