Saltar al contenido

¿Cuál es la diferencia entre el protocolo HTTP y HTTPS? – Ventajas y desventajas

29 mayo 2020

Aunque no parece un tema de dominio común, lo cierto es que si lo es. La razón es que, al conectarnos a la red desde un navegador, se puede presenciar uno de estos protocolos. Ahora bien, cuál es la diferencia entre el protocolo HTTP y HTTPS. En este post se mencionan cada una, así como las ventajas y desventajas que ofrecen.

¿Qué significa las siglas HTTP?

Estas siglas son el acrónimo de Hypertext Transport Protocol. La traducción es Protocolo de Hipertexto. En palabras sencillas, se refiere a un protocolo que permite la transmisión de información entre un usuario y el servidor. Su función principal, es que los datos sean transmitidos al usuario de forma precisa.

Si bien es cierto que el protocolo HTTP maneja la información y la lleva al destino; no la almacena. Por ello, al finalizar la conexión solicitada por un usuario, los datos de navegación se pierden. Desde la creación de este protocolo, ha evolucionado para mejorar sus funciones y servicio.

Evolución del Protocolo HTTP

  • Versión 0.9: Se lanzó en 1991 y ya está obsoleta debido a sus limitaciones. Por ejemplo, no soporta cabeceras ni POST, solo un comando y petición GET; por lo que no tiene capacidad para transmitir cierta cantidad de información a un servidor.
  • Versión 1.0: Fue lanzada en mayo de 1996 y es la primera en especificar la versión de comunicación. Aunque luego han existido varias versiones, esta se utiliza ampliamente; particularmente en los servidores proxy. Incluye petición GET, HEAD y POST.

  • Versión 1.1: Esta versión se lanzó en junio de 1993 y es bastante utilizada. Está configurada para que se activen por defecto las conexiones persistentes. Tiene un buen funcionamiento con los proxies. Soporta múltiples peticiones al mismo tiempo y en la misma conexión; eliminando así el tiempo de Round-Trip delay por cada petición realizada.
  • Versión 1.2: Se lanzó en febrero del 2000 y tuvo ciertas modificaciones relevantes como: eliminar la referencia HTTP/1.2., HTTP Extension Framework, El RFC 2774. Esta versión también incluye a PEP.
  • Versión HTTP/2: Fue lanzada en mayo del 2015 y conserva los conceptos elementales de la versión HTTP. Solo se enfoca en la forma de empaquetar y transportar los datos. Solo los exploradores más relevantes pueden soportar esta versión, sobre TLSv1.2 o superior6; a través de la extensión ALPN5.
  • Versión HTTP/3: La fecha de lanzamiento fue en octubre de 2018, emplea UDP en sustitución de TCP. Es compatible con las principales versiones del protocolo HTTP. Se incorporó a Google Chrome y Cloudflare, desde septiembre de 2019.

Diferencia entre el protocolo HTTP y HTTPS (ventajas y desventajas)

Seguridad

La principal diferencia radica en la seguridad, ya que el protocolo HTTPS, acrónimo de Hypertext Transfer Protocol Secure; incluye una letra “S” al final. La cual hace referencia a al uso de un certificado conocido como Secure Sockets Layer (SSL). Lo cual le brinda una clara ventaja de seguridad al transmitir información cifrada en la red. Utiliza un almacenamiento y envío publico y uno privado de acuerdo al tipo de información utilizada.

El protocolo HTTPS es más seguro que el HTTP al momento de navegar en la red. La razón es que garantiza el uso de cifrado, para que la información solo se maneje entre el usuario y el servidor. A diferencia del protocolo HTTP con el cual puede filtrarse la información a terceros.

Velocidad

Respecto a la velocidad, el protocolo HTTP tiene una ventaja sobre el protocolo HTTPS. Ya que este último incluye el envío de información cifrada, hace que la conexión sea más lenta. El protocolo HTTP tiene una capacidad de respuesta más rápida.

Errores en dominios

EL protocolo HTTP también ofrece ventaja sobre el protocolo HTTPS en lo relacionado al acceso a los dominios. Permite mayor disponibilidad de dominio y menos errores al realizar búsquedas; lo cual facilita la llegada de los datos al dominio de destino.

Sin embargo, esto supone una desventaja a nivel de seguridad, ya que la comunicación puede ser interceptada. Por lo que se sugiere el uso del protocolo HTTPS al manejar información bancaria, cuentas de correo; o sitios donde se emplean contraseñas e información confidencial.