Saltar al contenido

Cómo activar y desactivar el sensor de proximidad en móviles Android – Paso por paso

18 mayo 2020

Dependiendo del grado de privacidad que desee el usuario del dispositivo móvil, tiene la posibilidad de activar y desactivar el sensor de proximidad a través de los ajustes del sistema.

Esta herramienta es la que permite que el teléfono haga funciones específicas con la pantalla y la cámara dependiendo de la distancia con respecto al rostro.

Igualmente, permite realizar tareas dependiendo de los gestos que se realicen con el móvil, las cuales deben configurarse previamente dentro de la opción de la herramienta.

Cabe destacar que existen personas que consideran necesario su uso, como otras desean desactivarlo, para así evadir la invasión de su privacidad cada vez que están utilizando su teléfono.

Opciones del desarrollador – Logra activar y desactivar el sensor de proximidad en tu móvil

Bloquear la lectura de los sensores del dispositivo Android se utiliza principalmente para que ninguna aplicación sea capaz de obtener información a través de alguno de estos terminales.

sensor-proximidad-activar-desactivar

A pesar de que esta era una función muy poco conocida, fue anunciada recientemente por la denominada Android Police, para demostrar que se puede configurar esta habilidad.

Una vez que fue anunciado, distintas personas que conforman la comunidad de dispositivos Android han intentado darle uso a esta herramienta para verifica lo factible de sus ventajas.

¿Cómo habilitar la función?

Dependiendo de la versión que poseas, lograrás mediante los ajustes del sistema habilitar la opción de activar y desactivar el sensor de proximidad dentro de la configuración de Android.

Por lo tanto, para utilizarla debes primero asegurarte de que el “Ajuste de desarrollador” aparece dentro (generalmente al final) de la lista de “Configuración”.

Allí encontrarás una sección denominada “Ajustes rápidos de mosaicos de desarrolladores” donde podrás habilitar la opción de “Apagar sensores” en tu panel de ajustes rápidos.

Cada vez que le des uso a esta opción, en la barra de estado aparecerá un ícono que se encargará de informarte que la función está siendo habilitada.

Consecuencias de activar y desactivar el sensor de proximidad

Aunque asegurar la privacidad de la información es algo muy importante hoy en día, activar y desactivar el sensor de proximidad también tiene consecuencias notables.

Al desactivar la función, no serás capaz de utilizar la brújula, el acelerómetro, las cámaras del teléfono y obviamente el sensor de proximidad.

Cabe destacar que esto no afecta de ninguna manera el uso del lector de huellas del dispositivo móvil, pues es un estilo de sensor que se configura de manera aparte.

¿Qué hacer si tu versión de Android no habilita esta opción?

Google Play Store se presenta como el salvavidas dentro de estas situaciones, pues claramente existe una aplicación destinada a lograr configurar esta función.

Sensor Disabler es el programa reconocido y recomendado en caso de que quieras activar y desactivar el sensor de proximidad para evitar su uso cuando tu rostro se encuentre a determinada distancia del dispositivo.

habilitar-sensor-proximidad

Para adquirirlo, sólo necesitas abrir la tienda de Google e ingresar el nombre del programa, al encontrarlo debes pulsar sobre él para presionar el botón de “Instalar”. De esta manera, el teléfono automáticamente se encargará de descargar e instalar la aplicación dentro de tu dispositivo móvil.

Inicia ingresando a la aplicación y entre las opciones que se encuentran dentro de la lista del programa aparece un casillero que verifica la acción de activar y desactivar el sensor de proximidad de tu móvil.

Una vez que hayas pulsado sobre él, se desactivara la función de este sensor, por lo que todas las funciones y tareas que trabajan directamente con él no se ejecutarán mientras estés utilizando tu teléfono.

Es importante recordar que a pesar de que los beneficios son variados, dependiendo de las necesidades del usuario, desactivar esta función afecta directamente el rendimiento del dispositivo. Por lo tanto, se recomienda realizar este tipo de modificaciones dentro del teléfono únicamente cuando es extremadamente necesario asegurar la privacidad del usuario.