Saltar al contenido

¿Qué es, para qué sirve y cómo funciona el estabilizador Gimbal?

30 junio 2020

En el arte de puede ver de todo, es un sitio en donde la creatividad triunfa por encima de todo lo demás, y en donde la mejor imaginación y hacen que el éxito vaya a la puerta de su creador.

La fotografía es uno de esos artes en donde todo vale, y donde se tienen que tomar las ventajas que se le muestran a uno, debido a que aunque uno pueda tener una excelente cámara, sin la creatividad y la visión necesaria no se llegará a ningún lado.

Es por esto que tantos fotógrafos hacen lo posible por mejorar en su trabajo, en su expresión y en su arte general. Muchos fotógrafos van a la universidad, realizan todo tipo de estudios, se dan largos viajes en búsqueda de inspiración e incluso llegan a tener vidas excéntricas para poder tener algún tipo de chispa en particular que pueda poner su arte aparte del de todos los demás.

Y, es algo que se ha identificado con la llegada de los teléfonos móviles, a través de los cuales muchos planean o sugieren que pueden son iguales o mejores que los mejores fotógrafos profesionales, y a veces prueban sus puntos solo por la exposición que logran sus fotos a través de redes sociales.

Es por ello que hablábamos de tomar cada ventaja que se te muestra en el camino al principio de nuestra charla, porque con cada pequeño gadget que podamos usar, dispositivo que podamos perfeccionar y modificar, o sencillamente una nueva visión que podamos tener, no debemos de dejar pasar las oportunidades de mejorar nuestro trabajo de alguna manera.

Es por ello que muchos han buscado usar los estabilizadores Gimbal, de manera que puedan tomar videos o tomar fotos de manera infalible, y si no sabes lo que son, solo mira a continuación todo lo que tenemos para contarte.

¿Qué es un estabilizador Gimbal?

Como tal, un estabilizador Gimbal (o Gimbal, a secas) es una plataforma totalmente que se encuentra apoyada por varios dispositivos motorizados que se encargan de controlar la placa en donde va la cámara a través de sensores.

Estos sensores, por lo general son acelerómetros, los cuals a través del uso de un compás magnético se encargan de que la cámara jamás de desestabilice por mucho movimiento que pueda haber. Lo mejor de todo es que hay Gimbals que son tanto para cámaras profesionales de distintos tamaños hasta para móviles.

Así que, en esencia, un Gimbal es un estabilizador para cámaras y son usados cuando se realizan videos en zonas donde el camarógrafo espera mucho movimiento o tomar fotos en momentos en donde se sabe que no se tendrá una buena base para mantener una buena estabilidad mientras se captan imágenes.

De hecho, probablemente las habrás visto siendo usadas por todo tipo de cinematógrafos a la hora de filmar las películas o programas de televisión de todo tipo, en donde se consigue una toma o secuencia bastante suave y sin movimientos súbitos a pesar de lo que ocurre alrededor.

Asimismo, también es posible verlos en drones, ya que conforme se hace más popular el uso de los mismos, se ha buscado maneras de estabilizar las imágenes que se captan en ellos con Gimbals.

¿Vale la pena comprar un Gimbal?

Después de lo que has leído, quizás te hayas dicho a ti mismo que deberías de comprar un estabilizador Gimbal lo antes posible. Y, si eres un camarógrafo que trabajo con distintas tomas regularmente, quizás sí, pero si no, pues no lo recomendamos.

Esto se debe a que los precios de los Gimbal suelen ser sumamente altos, porque hasta con el Gimbal más sencillo se esperan cifras de al menos dos ceros.

Es algo realmente caro, y por ello debe de ser visto como una inversión, de manera que sientas que se paga solo conforme trabajas con el mismo en distintos ambientes, así que piensa bien en tu decisión de comprar uno e infórmate en los distintos modelos antes de realizar una compra definitiva.