Saltar al contenido

Cómo rootear un dispositivo Android con la Apk KingoRoot sin PC

28 octubre 2020

Rootear un dispositivo Android tiene sus ventajas y desventajas, sin embargo sigue siendo el mejor método para poder administrar mejor el sistema de tu dispositivo. Muchas personas temen rootear su dispositivo porque piensan que es un proceso muy engorroso, pero hoy te enseñaremos cómo rootear un dispositivo Android con la Apk KingRoot sin PC. Antes conozcamos mejor esta app y los beneficios que ofrece.

rootear facil con kingroot

¿Qué es KingRoot?

KingRoot es una aplicación ideada para rootear dispositivos Android de forma sencilla y segura. El objetivo de KingRoot es abrir un acceso al usuario para que pueda disponer mejor de los recursos del dispositivo, sin los límites que coloca el sistema operativo. En otras palabras podrás modificar partes del sistema a las que antes no tenías acceso, y que quizás estén limitando el potencial y rendimiento de tu equipo.

Al obtener permisos de superusuario o ser usuario root con KingRoot, lograrás cambiar ciertos aspectos del sistema Android y sacarle mayor provecho al dispositivo. Por ejemplo, podrás usar aplicaciones para usuarios root que te permitan: desinstalar aplicaciones de fábrica que no usas, gestionar mejor el almacenamiento, personalizar la interfaz y mucho más.

De acuerdo a la página web del desarrollador, la última versión de la apk KingRoot puede rootear una gran cantidad de dispositivos de diferentes marcas con Android 2.3 y versiones superiores. Además no es necesario usar una PC para completar el proceso.

¿Qué ventajas ofrece KingRoot al rootear un dispositivo?

Usar la apk KingRoot para rootear tu dispositivo tiene muchas ventajas, ya que, a diferencia de otros métodos, su instalación y uso son muy sencillos. Pero hay mucho más:

  • Puedes conseguir la apk de instalación y descargarla totalmente gratis, sin complicaciones.
  • No necesitas una PC para realizar el proceso, puedes hacerlo todo desde el dispositivo que piensas rootear.
  • Los permisos obtenidos te permitirán administrar mejor el espacio de almacenamiento de tu dispositivo.
  • Es compatible con miles de dispositivos Android de diferentes marcas y fabricantes.
  • El proceso es muy rápido y solo necesitarás presionar un botón.

Como puedes ver, usar KingRoot es uno de los mejores métodos para obtener permisos de superusuario en tu dispositivo. A diferencia de esos largos y complicados tutoriales para rootear que ves en línea, con KingRoot puedes hacerlo tú mismo en pocos pasos, y a continuación te los explicamos.

proceso de root con kingroot

Rootear un dispositivo Android con KingRoot – Paso a paso

Como ya hemos mencionado, para rootear un dispositivo Android con la apk KingRoot no necesitas PC ni cable USB para conectar tu dispositivo. Tan solo sigue los pasos que seguidamente te detallamos:

  1. Ingresa desde tu dispositivo a la página oficial de KingRoot, haz clic en el botón «Download Latest KingRoot (APK)» y espera a que la descarga finalice.
  2. Antes de instalar la apk deberás habilitar la opción de seguridad que permite la instalación de aplicaciones de fuente desconocida. Si no sabes cómo hacerlo, presiona en el archivo .apk que acabas de descargar y verás una notificación de «Instalación bloqueada». Y luego, verás una captura de pantalla que te mostrará los pasos que debes seguir para habilitar la opción.
  3. Después de concluir el proceso anterior, presiona de nuevo el archivo .apk y selecciona «Instalar» en la pantalla de instalación del sistema, al finalizar presiona «Abrir».
  4. En la pantalla principal de KingRoot verás el botón «Empezar ahora» y luego selecciona «Iniciar Root» para comenzar el proceso de rooteo.
  5. Verás una barra de porcentaje en ejecución, no salgas de la aplicación ni apagues el dispositivo. Al finalizar, el dispositivo se reiniciará y ya tendrás tu equipo totalmente rooteado.

Como notas, el proceso es muy sencillo, tan solo recuerda que antes de iniciarlo tu batería debe estar cargada al menos al 60% para evitar que el dispositivo se apague antes de culminar el proceso. Y después de terminar y verificar si tu Android ha sido rooteado, puedes configurar los permisos de KingRoot para lo que necesites. 

Es posible que al instalar KingRoot, se instalen además otras apps como Purify, pero no te preocupes, estas no son necesarias para que los permisos de root sigan funcionando. Si no las necesitas, puedes desinstalarlas sin problemas. Además, KingRoot te ofrece un buen menú de opciones para que puedas configurar las funciones de la aplicación. ¡Esperamos que está explicación te haya sido de provecho!