Saltar al contenido

Como redimensionar imagen sin perder calidad online

23 marzo 2020

En al menos una ocasión nos ha pasado que queremos enviar una imagen, bien sea por correo o por alguna de las plataformas de redes sociales. ¿Pero qué pasa? No podemos enviarla a causa de una resolución muy alta o un gran tamaño del archivo.

Casi todas las plataformas poseen un peso máximo como límite en las transferencias de archivos. Porque entendemos tu problema, encontramos y ofrecemos su solución. Asimismo, hoy por hoy te enseñaremos cómo redimensionar las imágenes sin dañar la calidad de la misma y de manera online.

En otros casos, la imagen consta de una resolución muy pequeña, donde apenas se distingue qué tipo de foto es. Ya sea porque la imagen es vieja, de mala calidad o tiene un gran valor sentimental, lo que buscas es ampliarla a una mayor resolución, pero sin perder calidad.

¿Es posible redimensionar imágenes pequeñas?

Esto es algo que no es tan fácil de conseguir, puesto que al momento de redimensionar la imagen de pequeño a grande siempre la imagen perderá o se modificará su composición (en la mayoría de los casos de manera negativa).

No obstante, hoy en día se han desarrollado diversas herramientas y aplicaciones que nos dan la posibilidad de redimensionar y agrandar la imagen conservando la calidad.

Aunque probablemente no lo haga al 100%, hacen muy bien su trabajo. En la mayoría de los casos la pérdida de calidad apenas se nota. Incluso en algunas de estas herramientas online puede que notes que la imagen haya mejorado.

imagen-calidad-redimensionar

Cabe destacar que, hoy en día existen también herramientas para redimensionar imágenes vía offline. Aunque puede que no se desempeñen de la misma manera que lo hacen las herramientas online.

Plataformas online para redimensionar imágenes

Para acceder a estas herramientas para modificar las dimensiones de las imágenes solo basta una búsqueda en Google, y dicho buscador te ofrecerá las diferentes plataformas que ofrecen estos servicios.

Entre los portales web que permiten redimensionar las imágenes (aceptando prácticamente todo tipo de formato) están: resizeyourimage.com, picrezise.com, iloveimg.com y resizeimage.net.

¿Cómo redimensionar las imágenes?

El proceso para modificar las dimensiones de las imágenes es muy sencillo. En sus plataformas podrás observar un botón con la opción de “Examinar”, “Subir imagen” o “Elegir archivo”. Haz clic en él para acceder a tu explorador y buscar la imagen que desees redimensionar.

Es importante mencionar que las imágenes que vayas a modificar deben estar almacenadas en tu computador o smartphone. Si la imagen que quieres redimensionar está en un sitio web, primero deberás descargarla. Si la imagen no se encuentra en tu dispositivo la herramienta web no podrá acceder a la imagen que desees modificar.

Edita las imágenes

De manera particular, cada herramienta (bien sea offline como online) cuenta con su propio editor de imágenes característico, con distintas maneras y opciones para modificar imágenes. En algunas es necesario cliquear y arrastrar un cuadro o simplemente usar un deslizador para modificar el escalado final.

De igual manera, puedes encontrarte con paneles de edición distintos donde puedes establecer medidas exactas para las dimensiones de las imágenes.

Ajusta el nivel de compresión

Algunas de estas herramientas web te permiten configurar por ti mismo qué tanto será comprimida la imagen. Esto es más que todo para las imágenes de altas resoluciones y tamaño. Si intentas comprimir demasiado una imagen, ciertamente su tamaño se verá reducido. Sin embargo, su calidad también lo hará.

A pesar que no todos los portales web vienen con esta herramienta, los mejores cuentan con ella. Configúralo a tu gusto y procede a aceptar el nivel de compresión.

redimensionar-imagen

Una vez hayas configurado las nuevas dimensiones de la imagen, puedes proceder a descargar la imagen. La plataforma mostrará un botón indicando avanzar o descargar la nueva imagen. Asimismo, puedes acceder a una vista previa de la nueva imagen redimensionada.

Descarga la nueva imagen

Al descargar la imagen, es recomendable que la guardes sin reemplazar el archivo original. Ya que, si por alguna razón no estás satisfecho con los cambios realizados, puedas deshacerte de la nueva foto y conservar la original. De esta manera, puedes repetir el proceso una y otra vez hasta que obtengas los resultados que esperas.