Saltar al contenido

¿Qué es mejor comprar entre un proyector y una smart TV?

10 junio 2020

El gran dilema de hoy en día se presenta a la hora de decidir entre comprar o un proyector o una smart TV. Para tomar esta decisión, se deben tomar en cuenta diversos aspectos. Es por ello, que para que estés bien orientado, hoy te hablaremos del tema: ¿Qué es mejor comprar entre un proyector y una smart TV?

Proyector vs smart TV: Comparativa entre ambas opciones

Para determinar cual debes comprar, debes tener en mente y analizar diversos aspectos relacionados con la relación calidad-precio, durabilidad, tamaño, calidad de imagen, entre otros. Así que a continuación te mencionaremos varios aspectos que serán de tu interés a la hora de decidir qué comprar.

Instalación, tamaño y resolución

Primeramente, empezaremos hablando del factor relacionado con la instalación de tanto el proyector como la smart TV. Hablando directamente de la instalación.

La smart TV por lo general se instala en cuestión de minutos, en cambio, los proyectores tienen un proceso de instalación mucho más compleja. Esto debido a que se deben instalar en la pared y conectar cables desde el proyector hasta las fuentes de vídeos.

Con respecto al tamaño, los proyectores ganan la contienda, pues en el mercado se pueden conseguir proyectores con dimensiones que empiezan desde 300 pulgadas, ¡un tamaño realmente increíble!. En cambio, la smart TV más costosas del mercado llegan con mucha dificultad a 75 u 80 pulgadas.

En cuanto a la resolución, en este aspecto hay un equilibrio entre el proyector y la smart TV pues, en ambos casos podemos conseguir opciones 4K. Con el único inconveniente de que el proyector de resolución 4K suelen ser mucho más costoso que una smart TV 4K.

Calidad de sonido, brillo y aplicaciones

En cuento a la calidad de sonido, podemos recalcar el hecho de que el proyector proyecta imágenes, no sonidos, por lo que generalmente este requiere de un sistema de audio externo. En cambio, la smart TV tiene una ventaja en este caso, pues suelen tener integrados altavoces, por lo que no necesitarás habilitar un sistema de audio externo.

Con respecto al brillo, el proyector pierde la batalla, ya que para que las imágenes del proyector se puedan ver bien necesitarás estar en una habitación casi que absolutamente a oscuras, un gran inconveniente. En cambio, con la smart TV puedes ver lo que quieras con una calidad de imagen muy buena sea de noche o de día.

En cuanto aplicaciones, el ganador serían las smart TV, ya que estas le deben su inteligencia a que las dotan con sistemas operativos que los anclan a diversas aplicaciones que te garantizan un mayor disfrute. Los proyectores por su parte, no tienen este tipo de opciones integradas, aunque tampoco es imposible lograrlo, pues a través de los periféricos set-top-box es posible de lograr.

¿Qué es mejor comprar entre un proyector y una smart TV? El veredicto

Ahora que ya recorrimos varios aspectos relacionados con los proyectores y las smart TV y al haberlos analizado con detenimiento, podemos concluir que el gran ganador es la smart TV. Si lo notaste, la smart TV presenta ventajas como fácil instalación, una resolución 4K, sonido de calidad, buen brillo y aplicaciones muy útiles.

Todo esto, anclado a que puedes conseguir una smart TV en el mercado con todo lo que anteriormente mencionamos, a un precio muy asequible, mucho más barato que un proyector. 

Además, con la smart TV podrás colocar programas que a toda tu familia les gusten y podrás conseguir de estas en diversos tipos como: Android TV, Web OS, Smart Hub y Tizen y Firefox TV.

Elige el que más te convenga y empieza a disfrutar ya mismo de la experiencia de cine en casa con una smart TV o si así lo quieres, con un proyector. La última decisión la tienes tú.