Saltar al contenido

¿Cuáles son los pros y contras de estudiar una carrera de fotografía para ser fotógrafo?

27 noviembre 2020

Ser fotógrafo es algo que requiere tiempo y dinero, ya que aunque parezca algo fácil no cualquiera logra convertirse en un profesional en esta materia. Sin embargo no estás aquí para ser desalentado, por lo que si quieres dedicarte a la fotografía se te ayudara, ya que hoy aprenderás pros y contras de estudiar una carrera de fotografía.

Y es que, como todo en la vida, siempre hay pros y contras cuando se toma una decisión, porque es imposible que todo sea color de rosas, por eso mismo no está mal que leas guías como esta, para que te pongas al tanto sobre lo malo, lo lindo y lo feo de ser un fotógrafo profesional.

Cabe destacar que este tutorial no trata sobre ningún programa o técnica es específico, si no meramente de conceptos que tienes que aprender, por lo que si tu objetivo es buscar información como por ejemplo: ¿Cómo hacer un collage de fotografías?, debes buscar otra guía.

Pros y contras de estudiar una carrera de fotografía

Ahora bien, yendo directo al grano, para que aprendas cuanto antes cuáles son los pros y contras de estudiar una carrera de fotografía, primero debes saber que para este tutorial se dividirán las explicaciones en conceptos básicos y sus pros y contras.

El concepto número uno a tomar en cuenta es el entrenamiento, es decir, los estudios que debes realizar para convertirte en un fotógrafo profesional. La ventaja aquí es que no se necesita ningún tipo de título profesional para ser fotógrafo.

camara profesional nikon

Con tan solo ir a cursos formales o informales, e investigar temas como ¿Qué es y cómo utilizar una cámara réflex?, ya puedes convertirte en un fotógrafo (la calidad de las fotos dependerá netamente de tu talento), por lo que se puede decir que aunque lleva un grado de complejidad alto, cualquiera puede volverse fotógrafo.

A su vez, para los fotógrafos también existen más facilidades al estudiar que para otras carreras (así estudies en el instituto de fotografía de New York que es el mejor), ya que tienen la ventaja de poder convertirse en asistente de un profesional, el cual fungirá de tutor y los instruirá en todo lo que necesite.

Las desventajas que se pueden sacar de aquí, es que por ejemplo los asistentes de fotografía, no ganan un buen saldo, además están excluidos de beneficios como seguros.

De igual manera, el hecho de que no sea tan necesario estudiar puede volverse una desventaja, porque no todo el mundo tiene la disciplina necesaria para aprender por sí mismo.

El empleo y la creatividad al estudiar fotografía

Con lo anterior ya debería haber quedado claro cuáles son los pros y contras de estudiar una carrera de fotografía (al menos en el ámbito del entrenamiento), por lo que ahora verás lo mismo pero en los temas de empleo y la creatividad.

Para que así puedas salir de aquí y buscar por ejemplo: ¿Cómo convertir mis fotografías en imágenes de 8 bits?, cosa que ampliara tu experiencia si aún eres un novato.

En el caso del empleo, las ventajas más resaltantes es que puedes decidir si trabajar libremente como independiente o a tiempo completo, esto hace que sea un trabajo más relajado que otros, porque te da derecho a elegir tu propio horario y a su vez, elegir a quien trabajarle o no.

foto de camara y pajaros juntos

A sí mismo lo que cobrarás también dependerá de ti y lo que termines pactando con el cliente en la mayoría de los casos. La desventaja en este ámbito es que mucho del tiempo libre lo perderás buscando clientes o comercializando tu propio trabajo, además si no te vendes bien no llegaras a nada.

Por otro lado y para ya terminar con los pros y contras de estudiar una carrera de fotografía, está la creatividad, ya que el poder expresarte libremente es uno de los puntos fuertes de la fotografía. La mayoría de los fotógrafos independientes crean sus propias obras como los pintores, por lo que prácticamente siempre haces lo que te plazca.

Sin embargo, en este ámbito la desventaja se la llevan los fotógrafos periodistas o de artes finas, porque estos si están obligados a fotografiar lo que otro diga, limitando así su capacidad de expresarse.