Saltar al contenido

¿Por qué aparezco en el Buró de Crédito y como puedo checar el Buró de Crédito correctamente?

30 junio 2020

En este artículo te enseñaremos cómo checar el Buró de Crédito correctamente y te explicaremos por qué de un momento a otro apareces en los registros de esta entidad.

Cómo checar el Buró de Crédito correctamente

El Buró de Crédito es una entidad privada que recopila la información crediticia de todos los ciudadanos mexicanos y la hace disponible a cualquier empresa afiliada que solicite estos datos para evaluar solicitudes de crédito. Entre estas empresas pueden estar bancos, establecimientos comerciales, compañías telefónicas, arrendadoras, etc.

Si deseas tener acceso a tu información crediticia, te alegrará saber que una vez al año el buró le permite a todos los ciudadanos acceder gratis a su reporte de crédito.

Allí podrás consultar tu historial crediticio, tu status y ver qué entidades han solicitado ver tu reporte. Para hacerlo solo debes ingresar a su página web oficial desde tu navegador favorito y seleccionar la opción «Reporte de crédito especial».

Luego solo debes ingresar los datos que te solicitan y listo, ya podrás ver toda tu información de crédito. Ahora bien, si deseas conocer tu puntaje o ver tu reporte de nuevo en un mismo año, tendrás que pagar $58 aproximadamente.

Si no dispones de una buena conexión a Internet, también puedes consultar tu reporte por vía telefónica llamando al 55544-94954 desde CDMX o al 800-640-7920 desde el interior del país. El horario de atención es de lunes a viernes, de 8:00 AM a 9:00 PM y Sábados de 9:00 AM a 2:00 PM. También lo puedes solicitar a través del correo [email protected]

Queremos dedicar este párrafo a advertirte sobre las muchas páginas que se presentan como parte del Buró de Crédito. También existen algunas plataformas que prometen borrar tu historial crediticio a cambio de un pago, cosa que es un fraude.

Por esa razón, te recomendamos encarecidamente que siempre ingreses a través de los portales oficiales y que nunca confíes en páginas que prometan hacer lo imposible.

¿Por qué aparezco en el Buró de Crédito?

Contrario a lo que la mayoría de personas opinan, aparecer en el Buró de Crédito no es algo negativo. Este instrumento les facilita a las empresas decidir si concederán o no un crédito a un solicitante.

Puede que te preguntes: «¿quién me metió en el Buró de Crédito?» Pues bien, desde la primera vez que realizas una compra a crédito, bien sea con una tarjeta expedida por un banco o con una tarjeta departamental, tu información empieza a figurar en esta entidad.

A partir de ese momento, empezarás a tener un puntaje relacionado con tu comportamiento de pago. De esa forma, si cumples con tus fechas de pago y no te retrasas, tendrás un puntaje o score elevado, lo cual aumentará tus posibilidades de que te concedan un crédito mayor en caso de solicitarlo. Por el contrario, si no pagas a tiempo tus créditos tendrás un puntaje negativo, lo cual afectará tu reputación de pago.

Cabe destacar que la información crediticia que recopila y almacena esta entidad privada es muy detallada. El proceso inicia cuando todas las entidades financieras a nivel nacional le envían al Buró de Crédito todos los datos referentes a los distintos tipos de créditos de sus usuarios.

Entre estos se incluyen el nombre, fecha de nacimiento, teléfono, registro federal de contribuyentes y dirección. Cuando la entidad procesa la información, elabora un informe detallado y actualizado que indica lo siguiente sobre cada persona con crédito:

  • De qué forma ha pagado.
  • En qué momento pagó.
  • Cuánto tiempo se ha retrasado en los pagos.
  • A partir de qué momento empezó a pagar puntualmente de nuevo.
  • Cantidad del último pago realizado.
  • Cantidad del crédito que se le otorgó.
  • Cuánto debe en total.

Estamos convencidos de que «el conocimiento es poder». Por esa razón, esperamos que esta información te sea de mucha utilidad y que los datos que consultes en el Buró de Crédito te motiven a ser un mejor pagador y mantenerte al día con tus deudas. No olvides que aun si tienes un puntaje negativo, con esfuerzo puedes «limpiar» tu nombre y tener mejores oportunidades de crédito.