Saltar al contenido

Cómo puedo instalar fuentes truetype y opentype en Windows

23 agosto 2020
Fuentes Windows

Windows es uno de los sistemas operativos más utilizados en todo el mundo. Ha formado parte de nuestra vida por muchos años, por lo que sus características han llegado a ser muy fáciles de reconocer.

Claro, si quieres darle un giro al aspecto de tu ordenador, una buena opción es agregar una nueva fuente. Es por eso que en este artículo te mostramos cómo puedes instalar fuentes TrueType y OpenType en Windows.

Puede que, al usar tanto nuestro computador con las mismas características, te canses y quieres hacer algo para que se vea especial. Instalar una fuente diferente sin duda le dará ese toque único y personal que tanto deseas. Si quieres descubrir cómo hacerlo, te animamos a que sigas leyendo lo descubras.

¿Cómo instalar fuentes en Windows?

En el pasado era realmente difícil personalizar nuestros computadores, ya que las opciones de los mismos eran limitadas y la decoración no era una prioridad. Pero, con el pasar de los años y los avances de la tecnología, ha sido cada vez más fácil darle un toque personal y único a nuestros ordenadores.

Hoy existen muchas formas en las que podemos personalizar nuestros ordenadores, como al configurar el fondo de pantalla, cambiar el ícono de las carpetas, incluso cambiar el tipo de letra predeterminado en un documento en Word.

Pero algo que todos hemos querido hacer, es cambiar la fuente de las diferentes funciones de la computadora. Podemos hacer esto con dos tipos de fuentes: TrueType y OpenType.

Microsoft funciones

Ambas cuentan con una gran calidad y excelencia, además de ser muy agradables a la vista sin importar la que elijamos. Si quieres descargar e instalar una fuente en Windows paso a paso, entonces sigue leyendo.

Pasos para instalar fuentes TrueType y OpenType en Windows

Antes de instalar las fuentes que quieras en tu ordenador Windows debes descargarlas. Puedes hacerlo desde la página web de confianza que prefieras, o desde la página oficial de Microsoft. Una vez que las hayas descargado, los pasos que debes seguir para instalar fuentes, son:

  • Enciende tu computador y ve a «Inicio».
  • Haz click en la opción de «Configuración».
  • Ve a la sección de «Panel de control».
  • Abre la carpeta de «Fuentes» al hacer doble click sobre ella.
  • Haz click en «Archivo» y luego en «Instalar nueva fuente».
  • Busca la fuente o las fuentes que desees instalar.
  • Selecciona la fuente o las fuentes que quieres para señalarlas.
  • Por último, presiona el botón de «Ok»  para finalizar el proceso.

Cuando hayas seguido estos pasos, podrás estar seguro de haber instalado las fuentes sin importar su tipo. Claro, debes tener en cuenta cómo está identificada cada una; por ejemplo, las fuentes TrueType cuentan con la extensión .TTF, mientras las OpenType son señaladas con la extensión .OTF y un ícono con la letra O. Puedes también identificar el tipo de letra o fuente desde una imagen.

¿Qué hay que recordar al instalar fuentes en Windows?

Instalar fuentes en nuestro computador con Windows puede ser muy sencillo, pero aun así es necesario que tengas varios aspectos en cuenta. Lo primero que debes recordar, es que tienes que descargar las fuentes que sean compatibles con Windows. Ahora bien, si quieres descargar e instalar varios tipos de letra en tu Mac, también es totalmente posible.

Logo Microsoft

Entre las fuentes diseñadas para diferentes sistemas operativos, hay ciertos detalles que difieren en gran manera. Es cierto que las fuentes OpenType funcionan en cualquier plataforma, pero las TrueType no cuentan con esa misma virtud. Es debido a esto que necesitamos diferenciar entre las fuentes hechas para Windows, y las que funcionan en otros sistemas operativos.

Asegúrate de tener todas las fuentes dentro del computador. Si instalas las fuentes mientras estas se encuentran en un pendrive o un CD, las mismas no permanecerán si el disco externo es extraído. Igualmente, debes reiniciar el sistema una vez que las hayas instalado para que funcionen en todos los sistemas del mismo.

Además, te recordamos que no debes descargar e instalar las mismas fuentes en diferentes formatos, ya que esto puede hacer difícil que funcionen correctamente. Pero si puedes crear tus propias fuentes para Windows con Prototypo si ninguna te convence.