Saltar al contenido

Cómo hacer un fotomontaje profesional en Photoshop – Paso a paso

4 febrero 2020
fotomontaje profesional

Si deseas aprender cómo hacer un fotomontaje profesional en Photoshop, a continuación te explicaremos cómo realizarlo paso a paso. De este modo podrás editar tus fotos y darles toques únicos y especiales para que luzcan estupendas y más interesantes.

Sin dudas, una vez conozcas los pasos que te daremos en la siguiente guía, podrás realizar fotomontajes profesionales de forma sencilla.

¿Qué pasos seguir para realizar un fotomontaje profesional en Photoshop?

En primer lugar, es importante tener claro que un fotomontaje es el proceso en donde se añaden elementos de una foto sobre otra y se fusionan para crear una sola imagen. Es así que se pueden obtener fotos con varios elementos que de otro modo sería imposible lograr.

Esta técnica es muy útil para conseguir imágenes surrealistas, o bien, agregar los elementos que faltaron al momento de capturar la foto.

Ahora bien, si deseas hacer un fotomontaje profesional, solo debes seguir los pasos que te explicaremos a continuación:

Selecciona los elementos para el fotomontaje

Lo primero es seleccionar las imágenes que utilizaremos para el fotomontaje. Es importante que tengas en cuenta que todas las imágenes deben tener la misma resolución aproximadamente. De no ser así, al cambiar el tamaño para agrandar la imagen para ajustar las proporciones correctamente, esta podría distorsionarse.

Una vez hayas seleccionado las imágenes, ábrelas en el programa de Photoshop. Puedes abrir cada imagen por separado, o bien, abrirlas por capas en la imagen que será la base en donde realizarás el fotomontaje.

Antes de comenzar a manipular la imagen, asegúrate de tener activada la opción ‘Mostrar controles de transformación’ y ‘Selección automática’; esto nos permitirá manipular con mayor comodidad las imágenes sobre el lienzo.

Eliminar el fondo a los elementos que se añadirán

Si has seleccionado elementos que contienen un fondo, tendrás que eliminarlo para poder añadirlos. Para esto, tendrás que familiarizarte con las herramientas de selección; se puede seleccionar de forma rectangular, elíptica entre otras. Dentro de las opciones más útiles y prácticas tenemos la selección rápida y la varita mágica.

Para eliminarle el fondo sólido a una foto selecciona la capa sobre la que deseas trabajar. Lo siguiente es hacer click en el fondo para identificar lo que deseamos ocultar o eliminar. Podremos controlar el nivel de tolerancia de la selección, es decir, la cantidad de color similar que tomará en cuenta para seleccionar en la imagen.

En lugar de simplemente eliminar el fondo, nos ubicaremos en las opciones de selección, y tras seleccionar el fondo, haremos click en ‘Invertir’.

Lo siguiente es añadir una máscara a la capa, de este modo podremos seleccionar partes de la imagen y colorearlas para que se muestren o se oculten. Si coloreamos una parte en blanco, dicha parte se mostrará; para ocultarla colorearemos el área con el color negro.

Con imágenes que no cuentan con un fondo sólido lo que haremos será seleccionar con la varita mágica el área que deseamos mantener. Seguidamente aplicaremos una máscara, en donde nos mostrará las zonas que se ocultarán; allí podremos realizar ajustes para perfeccionar los detalles. Lo siguiente es seleccionar ‘Ajustes de salida’, ‘Máscara de Capa’.

Al hacer esto, podremos ver el resultado. Sigue estos pasos con cada imagen para eliminar el fondo dependiendo del caso (fondo sólido o no).

Corrige los detalles de la imagen

Si en tu imagen de fondo o imagen base hay algunos elementos que deseas eliminar, puedes hacer uso de la herramienta ‘Pincel corrector puntual’ del Photoshop. Esta herramienta es muy útil ya que, de forma automática, el programa suplanta los píxeles de lo que queremos eliminar por píxeles alrededor, logrando eliminar el elemento indeseado.

Para que todos los elementos se compenetren y adquieran un aspecto más natural, podremos ajustar el brillo, la exposición, la saturación, entre otras opciones. Ten en cuenta que se pueden editar las capas por separado, o bien, en conjunto.

Una vez quedes satisfecho con los resultados del fotomontaje, podrás guardar la imagen con la extensión que desees, como por ejemplo .JPEG u otro.

Como verás, manipular Photoshop puede ser sencillo si conocemos la utilidad de sus herramientas. Así que para que te resulte más fácil editar imágenes o hacer fotomontajes con este programa, te aconsejamos que lo uses constantemente para que te familiarices con él y poco a poco descubras todo lo que puede ofrecer.