Saltar al contenido

Cómo hacer un esquema profesional en Word – Muy fácil y rápido

23 enero 2020

En caso de que estés buscando trabajo como oficinista, o que debas entregar un trabajo en el colegio, este artículo es para ti. Si aprendes poco a poco, terminarás dominando Word sin necesidad de ningún curso costoso.

Estos conocimientos serán útiles para sumar puntos en cualquier currículo, pues, el manejo de programas informáticos, es realmente valorado por las empresas. Dicho todo esto, hoy reduciremos el aprendizaje a cómo hacer un esquema profesional en Word, de forma fácil y rápida.

Para lograr esto, deberás tener un buen manejo de tu ordenador, al menos el básico que te permita seguir los pasos. Por supuesto, queremos que trabajes y experimentes por tu propia mano; así que lo mejor será que tengas Word descargado e instalado. Recuerda que este software es de pago, pero te da la posibilidad de usar una prueba gratuita. Luego puedes decidir comprarlo o desinstalarlo.

¿Qué es Microsoft Word?

Este producto, de la multimillonaria empresa Microsoft Corporation, pertenece a su colección Microsoft Office. Word es un procesador de textos diseñado especialmente para crear los mejores documentos, de forma fácil, rápida y accesible. Hoy día, domina el mercado de los procesadores de texto, y, en cada nueva versión, mejora añadiendo más características.

¿Qué es la Ofimática?

Quizá no estés familiarizado con el término, pero, te aseguro, que toda empresa lo está. Se le llama así al conjunto de herramientas o técnicas informáticas, utilizadas para optimizar el funcionamiento de una oficina. Es decir, software especializado en automatizar procesos, o hacerlos más sencillos y eficientes.

Si aprendes a realizar un esquema profesional en Microsoft Word, entonces podrás añadir a tus capacidades, algo de dominio en el campo de la ofimática. Claro que, sin un título que acredite tu capacitación, lo mejor que puedes hacer es realizar un portafolio para exponer tus trabajos.

¿Cómo hacer un esquema profesional en Word?

En esta guía, puntualmente nos dedicaremos a enseñarte sobre un tipo de esquema: el esquema gráfico. Con lo cual, estaremos enfocados en la parte visual, atractiva, de un contenido o elemento.

Habiendo ingresado en Office Word, buscarás la opción Insertar, presente en la barra superior del programa. Ahí, se desplegarán un montón de opciones diferentes. No entres en pánico, las que tendrás que manejar son pocas y sencillas.

Busca el menú expansible Formas, al clickear sobre él, dispondrás de un amplio catálogo de formas predeterminadas para insertar. Para este esquema, escogeremos uno de los rectángulos; sea el de esquinas rectas, o el de esquinas redondeadas. Una vez seleccionado, podremos dibujar rectángulos arrastrando nuestro cursor, mientras mantenemos presionado el click izquierdo del ratón.

Cuando ya hayas ingresado los rectángulos suficientes, diferenciando por tamaño su importancia, deberás moverlos y darle estructura al esquema. Manteniendo presionada la tecla Ctrl, y luego clickeando sobre los rectángulos, los irás seleccionado a todos al mismo tiempo.

Al tenerlos seleccionados, buscarás en el menú superior la opción Alinear, cualquiera de las alineaciones, ocasionará que tus rectángulos se alineen y separen a iguales distancias.

Si ya tienes eso manejado, puedes proseguir dando click derecho a los rectángulos, y escogiendo la opción Agregar texto del menú. Ahora podrás ingresar el contenido textual de cada parte del esquema, sabiendo que en la parte de Inicio (presente en las opciones arriba), puedes cambiar el tamaño, la fuente y el color de lo que escribas.

Volviendo a Insertar—>Formas podrás elegir una flecha o llave, para unir los textos del esquema. Estas se dibujan de la misma forma que los rectángulos o cualquier otra de las opciones. Ya insertadas, tienes la posibilidad de modificar sus formas y curvaturas, clickeando sobre ellas y desplazando los redondeles amarillos.

Es tiempo de que experimentes por tu cuenta, y trates de generar un trabajo bonito para presentar. Recuerda guardar el archivo a medida que vayas trabajando, para no perder ningún progreso.