Saltar al contenido

Diferencias entre router, módem y punto de acceso WiFi ¿Qué son y para qué sirve cada uno?

9 mayo 2020

Cuando hablamos de internet lo primero que se nos viene a la mente son conexiones, cables, dispositivos inalámbricos, entre otros. También pudiéramos pensar en consumo, datos y velocidad. Este último resalta por el hecho de que todo usuario desea navegar en la red con la mayor velocidad posible y tener una gran experiencia cibernética.

En este mundo tecnológico no puede faltar el lenguaje definido por aquellos aparatos que nos ayudan en nuestra conexión. Nos referimos al router, los módem y los puntos de acceso WiFi, pero ¿qué son y para qué sirve cada uno de ellos? ¿Qué los hace diferente?

Queremos responder estas preguntas en este post. Al terminar de leerlo habrás quedado claro de la utilidad que tienen y las diferentes funciones que aplican.

El router: ¿Qué es y para qué sirve?

Los routers también conocidos con el nombre de enrutador o encaminador son aparatos que realizan una interconexión entre computadoras que funcionan en el ámbito de una red.

Su función principal es encargarse de construir una ruta que reservará a cada paquete de red dentro de un conjunto informático. Estos dispositivos suelen usarse en casas para acceder a servicios de banda ancha.

También proporcionan conectividad dentro de pequeñas oficinas y en grandes empresas donde, inclusive, se pueden encontrar enrutadores de todos los tamaños.

Los routers que actualmente están en el mercado no son solamente enrutadores sino que también vienen con los llamados Equipos locales del cliente (CPE). Dentro de este equipo está el modem. A continuación veremos la funcionalidad de este dispositivo.

El módem: capacidad para transformar señales

Este dispositivo es aquel que se encarga de transformar las transmisiones digitales a analógicas, proceso que es conocido como “modulación”. También hace el proceso a la inversa, es decir, convierte las señales analógicas en digitales, lo que es denominado “desmodulación”.

Esto tiene como finalidad permitir establecer la comunicación entre ordenadores a través de una línea telefónica o un cablemódem y así tener acceso a internet.

En vista de lo antes nombrado, podemos identificar dos tipos de módems: los analógicos y los digitales. A su vez, los analógicos pueden ser externos (se encuentran cerca del computador) o internos (en formas de tarjeta ubicados en ranuras de expansión). En comparación, los de tipo digital tienen una calidad de conexión mayor y tardan mucho menos en la instalación de la misma.

¿Qué son los puntos de acceso WiFi?

Un punto de acceso Wifi es aquel que permite una conexión entre dispositivos y una red a internet. Cuentan con transmisores de radio y antena y se utilizan principalmente en entornos empresariales permitiendo a los trabajadores conectarse desde cualquier lugar de la empresa.

También son capaces de dar acceso a internet inalámbrico en lugares donde hay varios locales públicos o empresas comerciales: cafeterías, tiendas, aeropuertos, locales, etc.

El punto de acceso WiFi viene siendo como una extensión del router. Utiliza un cable Ethernet para conectarse a él lo que permite una conexión de mayor calidad y velocidad. Luego es capaz de distribuir la señal por WiFi a los dispositivos relacionados y así alcanzar un mayor diámetro de alcance de la señal.

Al hablar de las diferencias existentes entre estos tres dispositivos podemos ver que cada uno cumple funciones específicas. Es verdad que son capaces de proveernos de una conexión a internet, sin embargo es de resaltar que un punto de acceso WiFi depende de un reuter y a su vez el reuter necesita de un módem.

El router, el módem y el punto de acceso WiFi trabajando en conjunto son capaces de conectar a una gran cantidad de usuarios y darles una buena experiencia de navegación. Esperamos que explicandote qué son y cuáles son sus funciones hayas podido aclarar tus dudas. Por eso, nos gustaría saber tu opinión de cómo te ha ayudado este post.