Saltar al contenido

C贸mo descargar e instalar la extensi贸n de Windows Defender en Chrome

9 julio 2020

Aunque Microsoft Edge está instalado por defecto en todas las versiones de Windows 10, la compañía es consciente que la mayoría de las personas prefieren usar Google Chrome. Por esa razón, ha decidido ofrecer uno de sus productos de protección web dentro de la tienda de aplicaciones de este navegador.

Y en este artículo te mostraremos cómo descargar e instalar la extensión de Windows Defender en Chrome. Luego, analizaremos en detalle las características de esta aplicación, así como sus ventajas y desventajas.

Cómo descargar e instalar la extensión de Windows Defender en Chrome

Esta extensión está disponible tanto para Windows, como para Mac. Por lo tanto, si deseas ampliar tu seguridad mientras navegas en Google Chrome, sigue estos pasos para descargar e instalar la extensión. El procedimiento es igual para ambos sistemas operativos.

  1. Abre Google Chrome.
  2. Ingresa a la tienda de extensiones y busca la extensión de Windows Defender para el navegador.
  3. Haz clic sobre la opción «Añadir a Chrome» y luego «Agregar extensión».

Así de fácil. A partir de ese momento, empezarás a gozar de la protección web de Windows Defender, tanto si usas Mac o Windows.

Cabe destacar que el funcionamiento de esta extensión es muy sencillo. Cuando la agregues a tu navegador, verás su ícono en la barra de extensiones superior. Si haces click sobre ella, la única opción que podrás modificar será la de habilitar o deshabilitar la protección web. Todos los demás parámetros ya vienen configurados por defecto, por lo que no tendrás que preocuparte por ello.

En vista de lo anterior, es una extensión ideal para personas con poco conocimiento técnico, que no quieran manipular ni configurar nada. Puedes seguir leyendo para obtener un análisis más detallado sobre la extensión.

Características, ventajas y desventajas de la extensión de Windows Defender para Google Chrome

La extensión de Windows Defender fue lanzada oficialmente en el año 2017. Desde entonces, su funcionamiento no ha cambiado mucho. Tiene un tamaño aproximado de 300 KB, y al ser descargado, agrega un ícono a la barra de extensiones. Está diseñada para bloquear amenazas de sitios webs con contenido malicioso y protegerte contra el phishing.

Funciona a partir de una lista de URL maliciosas que Microsoft actualiza constantemente. Si la página a la que deseas ingresar coincide con una de estas URL, te saldrá un aviso de seguridad. 

Al entrar en una página riesgosa, la extensión mostrará una ventana color rojo para advertirnos del posible peligro. Para ver la razón de la advertencia, tendrás que hacer clic sobre la opción «Más información». Allí, Windows Defender te informará el por qué esta página es denunciada como peligrosa.

Si crees que se trata de un falso positivo, puedes reportarlo haciendo clic en la opción correspondiente y luego entrar a la página en cuestión seleccionando la opción «Omitir y continuar». Si no estás seguro de la confiabilidad de la página, haz clic sobre la opción «Volver a un sitio seguro».

Se trata de una extensión muy sencilla y práctica. Como tiene un tamaño mínimo, es ideal para dispositivos con pocas prestaciones. Además, tiene el respaldo de una compañía responsable, que tiene años en el mercado de los ordenadores.

Por último, la extensión es muy simple, por lo que está pensada para personas con pocos conocimientos técnicos que solo deseen estar protegidas mientras navegan por la web.

Este último aspecto puede ser una desventaja desde el punto en el que la mires. Si eres un usuario experimentado que le gustaría tener el control sobre lo que la extensión bloquea y lo que no; sobre contra qué te protege y contra qué no, esta extensión tal vez no sea para ti.

Para obtener los mejores resultados, se recomienda tener instalado Windows Defender en tu ordenador. Este puede ser un problema para los usuarios Mac.