Saltar al contenido

Cómo controlar la actividad de mis hijos desde mi celular | KidsGuard Pro

6 abril 2020

Hoy en día es imposible aislar a tu hijo de la tecnología. Sin embargo, no podemos negar que Internet puede resultar como un arma de doble filo. No te preocupes, en el post de hoy te vamos a contar cómo controlar la actividad de mis hijos con KidsGuard Pro.

KidsGuard Pro, es una aplicación que te permite monitorear de forma remota otro dispositivo en todo momento. Está disponible para Android y iPhone, permitiendo el acceso a SMS, llamadas, WhatsApp, Facebook, Instagram, y demás redes sociales, fotos, videos, contactos, etc.

Además, es un software 100% indetectable y confiable en el dispositivo que estemos monitoreando, ya que no requiere de la instalación en el mismo. Puedes localizar dicho dispositivo por GPS en todo momento.

Puedes acceder a todos los archivos almacenados en la cuenta de iCloud o Google del dispositivo de destino. No es necesario rootear ningún dispositivo ni preocuparse por la pérdida de datos.

Es muy simple de utilizar, incluso para los novatos. Está pensada para padres, que generalmete somos sobrepasados por tantos avances tecnológicos.

Antes de comenzar vamos a aclarar dos cosas:

Llamaremos “dispositivo objetivo” al dispositivo que queramos monitorear, es decir el dispositivo de nuestro hijo. Consideraremos “dispositivo destino” a nuestro dispositivo, es decir desde el móvil que vamos a realizar el monitoreo.

Cómo instalar KidsGuard Pro en el dispositivo objetivo y en el de destino

Para comenzar, debes tener acceso al dispositivo objetivo. En él vamos a ingresar en el sitio oficial para descargar una APK. Debes presionar sobre el botón “Descargar” o “Download”.

Una vez que se haya completado la descarga, debes instalarlo. Para ello, debes permitir la instalación de “orígenes desconocidas”. Si cuentas con un iPhone debes dirigirte a los “Ajustes > General > Restricciones > Si. Te pedirá que ingreses una contraseña de cuatro dígitos. Créala y utilízala cada vez que necesites instalar una APK.

Si en cambio, el dispositivo tiene un sistema operativo Android, dirígete a los “Ajustes> Aplicaciones > Permisos > Permitir instalación de fuentes desconocidas”. Una vez que la hayas instalado te pedirá muchos permisos, debes concederlos a todos, pues lo que queremos conseguir es tener acceso a todas las apps disponibles en el dispositivo objetivo.

No te preocupes por nada, KidsGuard Pro es segura. Es importante que concedas todos los permisos la primera vez. Pues luego de que lo hayas hecho, la app se “camuflara” y dejará de aparecer en el dispositivo objetivo.

Decimos camuflar, puesto que la app quedará guardada en el cajón de aplicaciones y en la lista de aplicaciones dentro de los ajustes aparecerá con el nombre de “System Update Service” lo que evitará que tu hijo o hija lo desactive por error. De esta manera, tu hijo, no sabrá que lo estas vigilando.

Cómo utilizar KidsGuard Pro en el dispositivo objetivo y en el de destino

Vas a poder acceder a toda la información del dispositivo siempre y cuando ambos, tengan acceso a internet, ya sea que estén conectados a una red de Wifi o tengan encendido los datos móviles.

Puedes acceder a la información del dispositivo objetivo desde tu dispositivo móvil o desde tu ordenador. Para hacerlo desde tu ordenador debes dirigirte al Panel de Control.

Si en cambio lo haces desde tu dispositivo móvil debes acceder a la página de la app y loguearnos con nuestra cuenta. para poder tener acceso a los archivos del dispositivo objetivo, solo tenemos que presionar sobre sincronizar.

Como mencionamos anteriormente, puedes tener acceso a las llamadas que ha realizado y que ha recibido, los mensajes de texto, conversaciones de WhatsApp, actividad en redes sociales, acceso a la galería de fotos y lo más importante, sabrás en donde se encuentra, gracias al sistema de GPS en tiempo real.

Puedes acceder con un plan a solo US$ 7,5 por mes si escoges pagar por un año completo. Debemos mencionar que no es una aplicación gratuita, sin embargo, a la hora de hablar de seguridad de nuestros hijos, el precio es lo de menos.

Si sospechas que tu hijo está o podría llegar a estar en peligro, manteniendo conversaciones con extraños o exponiéndose de alguna manera que lo perjudique, no dudes en contratar este servicio.