Saltar al contenido

Cómo cambiar mi dirección de correo electrónico de Outlook / Hotmail – Muy fácil

9 mayo 2020

Para evitar la incomodidad de usar el alias vergonzoso que creamos hace mucho tiempo, aquí te mostraremos como cambiar tu dirección de correo electrónico de Outlook o Hotmail muy fácilmente.

La mayoría de nosotros creamos nuestra cuenta de correo electrónico cuando todavía éramos adolescentes, pero una vez que pasamos esa etapa solemos necesitar un cambio en el alias.

Lo cierto es que, ese toque personal que muchos le dimos a nuestro alias electrónico ahora nos resulta incómodo, sobre todo al compartirlo con compañeros de trabajo u otras personas.

Dado a los cambios en los hábitos y estilos de vida, Outlook/Hotmail ha creado una solución que permite a los usuarios escoger un nombre o alias que les resulte satisfactorio.

Gracias a su novedosa y bien lograda interfaz, Microsoft ha conseguido responder a sus millones de usuarios a nivel mundial que pedían modificar, entre otras cosas, su alias antiguo.

Sustituir por completo tu dirección de correo electrónico por una nueva no es posible para las cuentas que administra Microsoft, lo que si puedes hacer es configurar un alias asociado.

Alias o cuentas asociadas


Un alias es una dirección de correo electrónico que se asocia a tu cuenta Outlook/Hotmail, es una dirección alternativa que te permite mantener tu antiguo nombre de usuario oculto.

Estas cuentas asociadas usan la misma bandeja de entrada, misma configuración y misma lista de contactos que tu dirección de correo principal, además ambas cuentas usaran la misma contraseña.

Adicional a esto, Outlook te permite, además tener varios alias asociados a tu cuenta principal, que al enviar un correo electrónico puedas elegir el de tu preferencia para esta acción.

A la hora de registrarte en aplicaciones o ingresar a sitios web que solicitan una dirección de correo, usar un alias mantiene protegida tu cuenta de piratas o vendedores cibernéticos.

Crea un alias


Para crear un alias o asociar una cuenta a tu dirección de correo de electrónico, lo primero que debes hacer es iniciar sesión en tu cuenta Microsoft Outlook o Hotmail.

Una vez hayas ingresado a tu correo, selecciona en el menú “Tu Información” y luego elige la opción “Administrar tu dirección de correo electrónico o teléfono de inicio de sesión”.

 A continuación, ejecuta el siguiente paso, busca y da clic sobre la opción “Agregar correo electrónico” ubicada en la barra de menú, en la pestaña denominada “Administrar alias”.

Seguidamente, escribe la nueva dirección de correo electrónico que deseas asociar a tu cuenta principal y haz clic en “Agregar alias”, escoge un alias que te represente e identifique adecuadamente.

Al momento de agregar el alias, Microsoft también te brinda la posibilidad de elegir el sufijo Outlook, Hotmail o Live, tu elección no tendrá repercusiones en tus datos guardados.

Ten en cuenta que existe la posibilidad de que el alias que hayas escogido no se encuentre disponible, si este es el caso, tendrás que escoger otro hasta lograr crearlo.

El proceso puede tardar, más si deseamos colocarle a nuestro correo electrónico asociado un nombre que sea común, recuerda que puedes añadir a tu alias algún carácter especial que lo diferencie.

Finalmente, luego de crear con éxito el alias, conviértelo, sin quitar la cuenta original, en el alias principal, de esta forma sencilla y rápida tendrás una nueva dirección de correo.

Cabe acotar que, en este proceso no perderás ningún dato guardado en tu cuenta principal, conservarás intactos tus contactos, suscripciones, mensajes y toda la información asociada a tu cuenta original.

Es interesante que, una vez creado tu nuevo alias, automáticamente es este el que aparecerá como la cuenta principal en los servicios donde se suele usar una cuenta Microsoft.

Vale destacar que, podrás seguir iniciando sesión desde tu cuenta anterior sin problemas, usando la misma contraseña que de costumbre para ambas cuentas de correo, la nueva y la antigua.

Además, los correos electrónicos, tanto los enviados como los recibidos continuarán llegando a la misma bandeja de entrada, estén o no dirigidos a la dirección de correo antigua.

Y es así, como en sencillos y rápidos pasos puedes crear otra cuenta de correo electrónico, asociarla a tu cuenta antigua y conservar todos tus mensajes, contactos e información importante.