Saltar al contenido

Cómo calibrar los colores de la pantalla o monitor en Windows 10 sin colorímetro

30 noviembre 2020

Cuidar de todas las herramientas que la tecnología te proporciona es algo de suma importancia. Estos aparatos demandan un mantenimiento periódico para funcionar a su máxima capacidad.

En la actualidad, que un ordenador o dispositivo móvil deje de funcionar representa un auténtico dolor de cabeza. Para ello, aquí aprenderás cómo calibrar los colores de la pantalla o monitor en Windows 10 sin colorímetro.

Esta es una acción que no muchos usuarios del sistema operativo más famoso del mundo saben. Las razones del por qué debe realizarse, las contemplarás a lo largo de la lectura. ¡Es momento de comenzar!

El tiempo pasa factura

Si algo atractivo tiene Windows respecto a otros sistemas operativos, es su capacidad de personalizar tema y fondo de escritorio. Los usuarios cuentan con las funciones y herramientas necesarias para, plasmar en su ordenador, su forma de ser.

pantallas oficina escritorio

Lamentablemente, los ordenadores, como tantos otros artefactos, no duran para siempre. A mayor gusto, mayor desgaste. Las computadoras de mesa o portátiles requieren de chequeos y mantenimiento preventivos periódicos.

¿Qué puedo hacer al respecto?

Una falla de software o hardware puede provocar grandes problemas en el funcionamiento del ordenador. Y por supuesto, nadie quiere este tipo de contratiempos. Desde actualizar Windows hasta actualizar drivers y controladores, cuando se trata de software, estas acciones son necesarias.

Cuando se trata de la pantalla o monitor, las cosas no son del todo diferentes. Para mejorar la resolución de video y otras características, debes mantener todos los elementos de software al día. Sin embargo, hay un problema que va pasando inadvertido en la mayoría de los usuarios.

Calibración de la pantalla

Sin percatarte, tu pantalla o monitor va perdiendo calidad con el pasar del tiempo. El lapso puede variar según el modelo y características del monitor, pero esto es algo que, sin dudas, todos experimentan.

Ahora bien, no es algo de vida o muerte… afortunadamente. La degradación de calidad de colores en tu monitor no es motivo para suponer que se acerca una falla grave. Pero, todas aquellas personas que deseen conocer como revivir la verdadera calidad de la pantalla, deben leer esto.

¿Debo usar colorímetro?

Una de las maneras más efectivas para calibrar los colores de la pantalla o monitor en Windows 10 es a través de un colorímetro. Sin embargo, este no se trata de una función o herramienta integrado al ordenador. Es, de hecho, un dispositivo que debe ser adquirido por separado y que puede afectar tu bolsillo.

ver videos youtube pantalla windows youtube

El colorímetro contribuye a la recuperación de la mayor fidelidad posible en cuanto a calidad de colores de tu monitor. ¿Cómo? Sencillo, a través de la toma de fotografías de tu pantalla mientras realiza los análisis con la paleta de colores.

Es una alternativa, sin lugar a dudas, profesional. Y es muy recomendada para todas aquellas personas que requieren que la calidad del monitor esté al 100%.

¿Realmente es tan necesario?

Ahora bien, para calibrar los colores de la pantalla o monitor en Windows 10 no es obligatorio del uso del colorímetro. En su lugar, podrías aprovechar las bondades de algún software o herramientas que provee la configuración básica de Windows 10.

Sin colorímetro

¿Ya cumpliste con todo lo necesario para activar Windows 10 permanente? Entonces, no hay tiempo que perder. Es momento de que aprendas a calibrar los colores de la pantalla o monitor en Windows 10.

Tan solo debes prestar mucha atención a las instrucciones que se mostrarán a continuación. Solo así, el proceso de calibración culminará con absoluto éxito.

  • Haz clic en el menú de inicio de Windows 10.
  • Escribe la palabra “Calibrar”.
  • Ingresa a la opción “Calibrar color de la pantalla”.
  • Haz clic en el botón “Siguiente”.
  • Usa las herramientas de Windows para los ajustes de gamma, brillo, contraste y balance de color de la pantalla.

¡Todo listo!

Al final del procedimiento, tendrás la oportunidad de hacer comparaciones entre la calibración anterior con la que acabas de establecer. Si estás a gusto con los cambios realizados, haz clic en el botón “Finalizar”.

De esa manera, comenzarás a disfrutar de una mayor calidad y fidelidad en los colores de tu monitor. ¿Qué esperas para ponerlo a prueba?