Saltar al contenido

¿Cómo asignar una dirección IP estática a una máquina virtual en Microsoft Azure?

18 julio 2020

Para solucionar el continuo cambio de IP en las máquinas virtuales, necesitarás crear una dirección IP estática con Microsoft Azure. De esta manera, podrás mantener una comunicación con esta máquina virtual que posee una dirección IP publica, pero, garantizando que esta no variará constantemente.

Además, hay otras bondades y razones por la que podrías necesitar asignar este tipo de dirección IP a tus máquinas virtuales, siendo un conocimiento que nunca estará de más si usas el Azure, o piensas comenzar a emplearlo.

Asigna la IP estática con Microsoft Azure en la máquina virtual

Como es de esperar, antes de asignar cualquier dirección IP, primero debes ingresar al portar oficial de Microsoft Azure e iniciar sesión, luego, ubica el apartado de “Máquinas virtuales” en el menú lateral y presiónalo.

De esta manera, verás los elementos virtuales que poseas, ahora tendrás que seleccionar la unidad a la que quieres asignarle la IP estática con Microsoft Azure.

Se abrirán las opciones de dicho elemento, donde deberás ubicar la etiqueta “Dirección IP pública” o “DNS”, que se sitúa en la parte derecha de la pantalla, continúa dándole clic a dicho enlace.

Así, te mostrará la dirección que está establecida en el momento. En el panel lateral izquierdo, deberás seleccionar el elemento “Configuración”.

En el mismo te dirá qué tipo de dirección posee y, debajo, habrá una barra donde deberás escribir “myPublicIpAddress”, luego seleccionar “Estática” en el tipo de IP que deseas y presiona “Aceptar”. Si los otros valores ya están configurados, únicamente deberás ir a la página de resumen y guardar los datos, o crearlos. 

Cómo asignar una dirección IP estática a una máquina virtual en Microsoft Azure

Creando una máquina virtual

Puedes crear una máquina virtual y asignarle, seguidamente, la dirección IP estática con Microsoft Azure, solo debes seguir unos sencillos pasos. Primero, luego de iniciar sesión en Azure, deberás seleccionar “+ Crear un recurso”, desde la parte superior izquierda de la pantalla.

Seguidamente, debes optar por “Proceso”, donde encontrarás el elemento “Máquina virtual de Windows Server”, presiona en este para continuar. Ahora deberás llenar los campos requeridos, como el nombre, la contraseña, la locación y otros similares, después de esto, es recomendable que uses los valores predeterminados para, finalmente, dar sobre “Aceptar”.

Por último, deberás elegir un tamaño para dicha máquina virtual y, ahora, puedes realizar el procedimiento anterior para poder aplicarle una IP estática con Microsoft Azure.

¿Por qué asignar IP estáticas?

Esta es la única manera de evitar que al reiniciar la máquina virtual se pierda la dirección IP publica que utilizaba, de hecho, es una forma de mantener una comunicación constante y más segura a través de estos dispositivos.

Además, con esto se garantiza que la redirección a los sitios de interés se haga de modo adecuado, sin presentar problemas ni inconvenientes.

Un dato positivo de este procedimiento es que puedes hacerlo aun cuando la máquina virtual se encuentre apagada, y sin dirección dinámica asignada. Para conseguir esto, solo deberás seleccionar la máquina en cuestión, y realizar el procedimiento que antes pudiste ver bien detallado.

Cómo asignar una dirección IP estática a una máquina virtual en Microsoft Azure

Usos del Microsoft Azure

La importancia de poder asignar direcciones estáticas desde el Azure, radica en el uso propio de este servicio de Microsoft.

El mismo es una nube denominada como pública, con una característica de pago, y con la que, es posible implementar, recopilar, así como administrar de forma rápida ciertas aplicaciones en una red de datos de condición global.

También te permite almacenar datos en dichos servidores mundiales, admitiendo el cifrado de los mismos y de las copias de seguridad y, por su puesto, un increíble mecanismo de recuperación de información.

De hecho, las máquinas virtuales son solo algunas de las grandes posibilidades que el Azure te ofrece, tanto para Linux, como para Windows, cuya capacidad es bastante considerable y apta para los propósitos y metas planteadas.