Saltar al contenido

Cómo actualizar a la última versión la ROM de mi teléfono celular Android ¡Guía paso a paso!

8 mayo 2020

Es lógico que las personas busquen actualizar la ROM de Android por diversas razones, y aunque el riesgo sea grande, las potencialidades son enormes.

Estas versiones de software, por llamarlas de alguna manera, son desarrolladas por terceros que buscan mejorar el rendimiento de celulares obsoletos.

Realizarlos es un proceso complicado y requiere que el dueño del equipo goce de mucha paciencia, además de conocimientos en el tema y seguir los pasos al pie de la letra.

¿Por qué actualizar la ROM de Android?

Es importante tener en claro una cosa, los celulares, por lo general los de gama más baja, suelen descontinuarse con el paso de los años.

Esto debido al alto crecimiento de la tecnología, y con ello la innovación aun mayor de los sistemas operativos, que incluyen más herramientas, procesos y capacidades.

Por esta razón, las aplicaciones o programas de los equipos empiezan a requerir mejores características o un mínimo de versión de Android para ser compatibles.

Lo que ha empujado a las personas a comprar mejores dispositivos para seguir haciendo uso de sus aplicaciones y juegos favoritos de la Google Play Store.

Pero, habrá quienes no puedan cambiar su dispositivo, por lo que se verán obligados a actualizar la ROM de Android para experimentar los nuevos cambios.

Instalar una nueva ROM en el dispositivo

En muchos casos, los dueños de los equipos viven en regiones donde las actualizaciones de software y seguridad son limitadas, provocando que el equipo se vuelva obsoleto al cabo de dos a tres años.

¿Cómo Actualizar a la Última Versión la ROM de mi Teléfono Celular Android? ¡Guía Paso a Paso!

Por desgracia, cada celular, dependiendo de la marca o modelo posee una manera diferente para actualizar la ROM de Android. Aunque siempre están presentes una serie de pautas generales que se deben seguir al pie de la letra.

Conseguir acceso ROOT dentro del dispositivo

Es primordial que el usuario tenga permiso total para entrar a cualquier ubicación del teléfono, incluido los archivos raíz del sistema.

En estas carpetas es donde él debe realizar el trabajo de cambio de ROM, por lo que se dificultaría mucho si no tiene acceso a estas rutas.

Conseguirlo, aunque parezca algo de otro mundo, es de hecho muy fácil. Existen muchas aplicaciones que agilizan este proceso y permiten la entrada total del dueño del equipo en las carpetas del SO.

Desbloquear el Bootloader del celular

De igual forma, para que el cibernauta pueda actualizar la ROM de Android es preciso desbloquear el Bootloader, que es el primer archivo que carga cuando enciende el equipo.

En varios modelos viene bloqueado para proteger de las manos curiosas de los dueños al sistema operativo. Pero, algunos desarrolladores permiten desbloquearlo de manera sencilla.

Aunque, en ciertos casos, para algunos usuarios esta situación se verá más complicada, ya que otros modelos no dejan tan fácil esta tarea.

Instalar el modo recovery de Android

El modo recovery funciona para realizar ajustes antes de que el sistema inicie totalmente, Android posee la suya propia por defecto de esta herramienta.

Sin embargo, para que el usuario pueda cumplir su cometido debe instalar otra versión desarrollada por terceros con funciones adicionales (TWRP, CWM Recovery).

¿Cómo Actualizar a la Última Versión la ROM de mi Teléfono Celular Android? ¡Guía Paso a Paso!

Descargar la ROM deseada y copiarla en el celular

Esta es la parte más fácil de todo el proceso, debido a que el usuario solo debe asegurarse de elegir la ROM que más le parezca (y que sea compatible).

Al final, solo debe copiarla en el celular, preferiblemente en la memoria SD o dentro de la memoria interna si posee suficiente espacio.

Instalar la nueva ROM desde el modo Recovery de terceros

Dependiendo del modelo que tenga la persona, el proceso siempre resulta diferente. En él, se procederá a borrar la partición del sistema, que será reemplazada por la nueva.

Es importante que el usuario siga los pasos oficiales de forma literal y sin saltarse nada, puesto que puede poner en riesgo la integridad del equipo.

De esta manera, y al completarse la instalación, el dueño del equipo habrá eliminado para siempre la versión por defecto del Android al igual que los datos internos.